PUBLICIDAD

Gobierno de Boyacá facilitó diálogo entre manifestantes ubicados en el peaje de Tuta y la ANI

Los protestantes se comprometieron a levantar el bloqueo a más tardar este martes, a las 12:00 de la medianoche. Durante la reunión se generaron varios compromisos.

Después de más de 50 días de bloqueos intermitentes en el peaje de Tuta, ubicado sobre la vía que comunica a Tunja con Duitama, el movimiento denominado ‘Resistencia Juvenil Campesina’ optó por levantar la protesta.

Tras la reunión sostenida este lunes entre los participantes del Paro Nacional, los vicepresidentes de la Agencia Nacional de infraestructura (ANI), Carlos García y Diego A. Morales; el presidente del Concesionario BTS, así como con el gobernador de Boyacá, Ramiro Barragán Adame, y los alcaldes de Tuta, Sotaquirá y Cómbita, se llegaron a una serie de compromisos cuya verificación se adelantará el próximo 9 de julio.

El establecimiento de una tarifa diferencial para los habitantes de los municipios con injerencia directa sobre el peaje fue uno de los acuerdos a los que se llegó. Para tal fin, los alcaldes de cada localidad deberán elaborar un censo de toda la población que tiene vehículo y que reúne los requisitos.

“El informe debe especificar a qué opciones pertenece cada caso, si al 25% o al 50% de descuento, dependiendo del sitio en donde vivan las personas: si es rural, cercano al peaje, o si residen en un lugar más lejano y urbano. Ese diagnóstico permitirá determinar la tarifa”, comentó el gobernador Ramiro Barragán Adame, quien ya había sostenido varias reuniones con los manifestantes y actuó como facilitador y mediador en este proceso.

Según el mandatario, no hay una restricción en cuanto al número de personas que van a quedar incluidas en el censo. “Desde la ANI señalaron que, una vez finalice el conteo, se redactará una resolución en la que se indicará el número de personas beneficiarias”, expuso Barragán.

Otro de los acuerdos consiste en la realización de mercados campesinos, con el apoyo de la BTS y la ANI. Para tal fin, se van a adelantar varias reuniones para determinar cómo se van a realizar. “La idea es que sean vistos como el cumplimiento de una política importante para promocionar los productos de la región y de los campesinos que viven cerca a las BTS y no como un requisito”, dijo el mandatario de los boyacenses.

La Gobernación de Boyacá, a su turno, se comprometió a adelantar el mantenimiento de las vías terciarias cercanas a la doble calzada que, por cuenta del invierno y el aumento del flujo vehicular que se produjo por el cierre de la carretera principal, se vieron gravemente afectadas.

“La Gobernación traerá un kit completo de maquinaria, mientras que los alcaldes nos van a ayudar con material de recebo para cumplir con el mejoramiento de esa red terciaria”, resaltó Barragán.

El jefe seccional explicó que durante el encuentro también se tocaron temas como la construcción de puentes peatonales en diferentes sectores y la reubicación del peaje. Sobre el particular, la ANI expuso las razones por las que no era posible esa propuesta.

“El compromiso que ahora tienen las personas que estaban manifestando es que, este martes, a la medianoche, despejarán el sitio, levantarán las pancartas y los elementos que obstaculizaban el tráfico”, apuntó.

Barragán espera que se cumpla con lo pactado y las fechas estipuladas. Luego de la de verificación de los acuerdos, prevista para el 9 de julio, los protestantes determinarán si vuelven o no a las vías de hecho.

“No queremos que eso suceda. Ojalá se cumpla con lo que se habló. Creo que existe una buena intención por parte de las entidades nacionales, la BTS y los alcaldes”, puntualizó Barragán.

LaVibrante.Com