PUBLICIDAD

Festival Vallenato de Valledupar, nace gracias al clamor de un pueblo

Cada nacimiento tiene su historia y el Festival de la Leyenda Vallenata de Valledupar, es creado gracias a la necesidad de un pueblo que pedía a gritos que su folclor merecía el estatus que tenía otros ritmos musicales colombianos. El pueblo vallenato quería que una de sus pasiones, sus esperanzas y sus cánticos, se vieran reflejados en las tarimas del mundo tal como se está viendo ahora.  Ya de eso hace 48 años donde este festival ha visto a pasar por sus competencias a los más grandes interpretes de acordeón, caja, guacharaca, cantantes, compositores, verseradores y canciones del un ritmo musical nacido de las entrañas de departamento de La Guajira y el Cesar.

Aproximadamente un 27 de abril de 1968 da inicio del Festival Vallenato de Valledupar, gracias al apoyo de la gestora cultural de la época, Consuelo Araujo Noguera “La Cacica”,  el compositor Rafael Escalona y el gobernador del Cesar de ese período, Alfonso López Michenlsen. Esto no nació como un capricho, su historia empieza un poco antes, a lo largo de una serie de encuentros y gestiones en los que cada protagonista aportaba ideas y contactaba con grandes personajes del folclor vallenato con el fin de crear una gran leyenda folclórica.

El ideal era que este evento que tuviera una proyección nacional y sirviera de vitrina para la región. Por ese motivo se le de festival y bautizó como Festival Vallenato de Valledupar y se le pasó la invitación a todos los acordeoneros de la región para competir para ser el mejor en distintas categorías. Cada año el festival vallenato promueve la memoria de este hermoso folclor y año con año se homenajea a una gran figura del folclor con una serie de eventos en los que se rescatan usos y costumbres de la región vallenata que incluye gran parte de La Guajira, el Cesar y el viejo Magdalena grande.

La primera edición fue en 1968 y fue ganada por el gran juglar vallenato, Alejandro Durán, quien obtuvo el título del primer rey vallenato. Los años siguientes se optó por ampliar la participación y crear nuevas categorías como el concurso de la canción inédita (ganado por Gustavo Gutiérrez en el año 1969), los concursos de acordeón en categoría aficionado, juvenil e infantil; y el concurso de la piquería entre cantadores. Entre los reyes acordeoneros se destacan “El rebelde del acordeón”, Alfredo Gutierrez Vital, (único rey profesional en 3 ocasiones) y los reyes de Reyes (competencia de reyes ganadores del festival): Nicolás Elías “Colacho” Mendoza, Gónzalo Arturo “El Cocha” Molina y Hugo Carlos Granados.

Gracias al Festival de la Leyenda Vallenata y su respaldo diario a este importante folclor se ha logrado impulsar este ritmo musical. Con su difusión este evento se posicionó a nivel nacional e internacional y permitió colocar a Valledupar como la capital mundial del vallenato. Actualmente el festival genera más de 2500 empleos de manera directa e indirecta en el transcurso de siete días en torno a una programación bien diseñada días que incluye; concursos, desfiles, espectáculos folclóricos, riñas de gallo y una gran cantidad de conciertos organizados en esta bella capital del departamento del Cesar. El clamor del pueblo fue escuchado y ahí 48 años después está dando todavía resultados.

By: Alexander Lewis Delgado.