Qantas, aerolínea australiana, tiene planeado para este año realizar tres vuelos de prueba Sidney-Londres y Sidney-Nueva York; cada uno tendría una duración de 19 horas, siendo los más largos del mundo.

Las pruebas se realizarán con 40 pasajeros, cada uno de ellos usará ‘wearable technology’ o tecnología de vestir para poder monitorear sus signos vitales y determinar si tanto los pasajeros como la tripulación son capaces tanto física como mentalmente de realizar un trayecto de esta longitud.

La aerolínea espera con esta prueba poder realizar vuelos sin escalas y, de obtener resultados positivos, estos trayectos de 19 horas iniciarían en el año 2022 y serían los más largos del mundo.

Comentarios