PUBLICIDAD

Esposas, hijas y madres poseen un clamor tras atentado a policías en una estacion de Santander de Quilichao

Foto: El Pais/Cali

A Popayán fueron trasladados los cuerpos de dos de los patrulleros que murieron tras el ataque con cilindros bomba.

En el comando de la Policía del Cauca, ubicado en Popayán, familiares, amigos y policías recibieron los cuerpos de Roy Valentino Gallyadi Fernández y Jesús Muelas Ipia, dos de los uniformados que murieron en el atentado terrorista contra la estación de Santander de Quilichao.

Allí, se ofrendó una eucaristía por el eterno descanso de ambos policías para luego ser despedidos hacia los municipios de Timbío y Morales, donde este lunes se cumplirán sus honras fúnebres.

A raíz de este ataque, que hoy enluta a tres familias, un grupo de mujeres, esposas, hijas y madres de policías salió a las calles de Popayán para rechazar este y todos los hechos de violencia con una sola voz: “No más policías muertos ni heridos, no más, no más, no más”.

“El objetivo de este acompañamiento es hacerle saber a los policías que no están solos, que aquí estamos nosotros acompañándolos nosotras, sintiendo el dolor, porque no son solamente policías que portan el uniforme con honor, sino familias, esposos, hijos, vecinos”, dijo María Angélica Pino Leiton, esposa de uniformado de la Policía.

LaVibrante.Com