esperanza-vida-lv

Según la Organización Mundial de Salud, en su informe anual de salud, un niño que haya nacido en 2016 puede vivir hasta los 72 años a diferencia de alguien nacido en el 2000 que puede llegar hasta los 66.5 años.

También, dentro del informe se advirtió que la desigualdad de ingresos y acceso de cuidados es la causante de que muchos tengan una vida corta.

De acuerdo a lo anterior en el informe se evidenció que en los países de ingresos bajos viven 18 años menos de la media que en los países desarrollados. Un ejemplo claro es Lesotho, que la vive una media de 52 años a diferencia de Japón que alcanzan los 84 años. De las muertes ocasionadas por la pobreza, una de cada tres, corresponde a menores de 5 años.

Asimismo la OMS, organizó sus estadísticas por sexos, arrojando como resultado que las mujeres tienen mejores perspectivas de vivir y una vida más larga que los hombres. Y aunque se espera que para el 2019 nazcan 73 millones de niños por cada 68 de niñas, existe una gran fragilidad biológica y conductas de mayor riesgos en los niños por lo que puede ser posible que los niños nacidos después del 2016 vivan 69.8 años y las niñas 74.2.

En conclusión, las estadísticas de la OMS reflejan que la esperanza de vida aumentó significativamente en la mayoría de países como Eritrea en dónde se espera que las personas vivan 22 años más que lo 43 que vivían en el 2000.

Comentarios