PUBLICIDAD

Es hora de tomarse en serio el modelo de economía circular para la reactivación económica y la sostenibilidad del planeta

· El cambio climático en las últimas décadas ha creado una nueva agenda de cuidado del medio ambiente y sus ecosistemas. · El cuidado del medio ambiente es un esfuerzo colectivo en el que todos, desde los individuos hasta las grandes empresas, tienen un papel clave. · La economía circular se ha posicionado como un método de desarrollo sostenible, que puede impulsar la reducción de los residuos desechables en el mundo, de forma exponencial.

Circular economy means the decoupling of growth and resource consumption. The picture represents the variety of plastic waste of an average household. The aim is to establish a new understanding of plastic waste as a resource and to see research into recycling possibilities as an opportunity. BASF contributes to closing and expanding the cycles by developing and implementing recycling solutions for the materials we purchase, further optimizing our operations and offering resource-efficient products and services that support our customers' recycling targets.

Cada año se celebra el Día de la Tierra con el objetivo de crear conciencia frente a problemas como la contaminación, la conservación de la biodiversidad y otras preocupaciones ambientales para proteger el planeta. Los incendios en Australia y Estados Unidos, el paso del huracán Iota por el Caribe, entre otras catástrofes, son un llamado para encontrar alternativas de producción amigables con el medio ambiente y la naturaleza.  Es el caso del modelo de Economía Circular, un concepto con el cual se reduce el consumo de recursos naturales y genera oportunidades para la innovación, incrementar la competitividad y favorecer la generación de empleo.

Actualmente solo el 18 % del plástico en el mundo es reciclado, sumado a que 8 millones de toneladas de plástico terminan en los océanos por año. En este sentido, la Economía Circular es un modelo que permite minimizar el desperdicio final de los procesos productivos, de tal modo que se logra mayor eficiencia, al tiempo que se disminuye el impacto al medio ambiente.

Según lo explica Carolina Vargas, Head de Sostenibilidad en BASF, la economía circular se puede ver en sistemas enfocados en crear cadenas de valor eficientes. “En nuestro caso el sistema va desde la producción de químicos básicos hasta soluciones para la protección de cultivos. La economía circular es parte de nuestro ADN, por medio de nuestro sistema, denominado Verbund, se da una integración física de la producción, en la que se minimiza el desperdicio, se convierte en materia prima de un proceso posterior, logrando eficiencia incluso energética en nuestros sitios productivos”, agrega Vargas. Además, la compañía tiene como compromiso usar 250.000 toneladas métricas de materia prima reciclada para 2025 a nivel global.

La circularidad no es un concepto nuevo; sin embargo, aún son pocas las compañías en el mundo que han logrado establecer este modelo en sus procesos productivos. La transición a un modelo circular exige cambios no sólo en la estructura actual de producción a cargo de las empresas, sino también en el marco regulatorio ambiental y en los hábitos de consumo, en el que los usuarios dejan de ser el último eslabón de la cadena de producción y pasan a ser un elemento central para cerrar el ciclo, cooperando en la recuperación de materiales, que pueden ser reciclados o reusados en futuros ciclos de producción.

Adicional a la hoja de ruta para la estrategia de economía circular que ya tiene Colombia, es necesario que el sector empresarial tenga una participación activa en esta transformación, generando inversión y empleo para engrandecer el potencial de los negocios sostenibles.

“La economía circular debe seguir siendo una apuesta prioritaria del sector empresarial, con miras hacia un mayor crecimiento en términos económicos y sociales, pero también hacia el logro de un impacto ambiental realmente positivo que beneficie a todos los actores de la cadena y en general a la sociedad. Con esto en mente, para 2021, BASF creó un fondo de recursos global de 5 millones de euros para incentivar proyectos de economía circular formulados por equipos internos junto a clientes alrededor del mundo, así como financiarlos en su desarrollo.  Así para 2030 el objetivo de la compañía es duplicar las ventas generadas con soluciones para la economía circular a € 17 mil millones, concentrando sus esfuerzos en tres áreas de acción: materias primas circulares, nuevos ciclos de materiales y nuevos modelos comerciales”, finaliza Vargas.

LaVibrante.Com