PUBLICIDAD

EPM entregó en operación nueva infraestructura energética en el país

Pensando en el bienestar de la gente y la estabilidad seguridad y confiabilidad del sistema eléctrico en el país, EPM entregó en operación comercial los proyectos Modernización de la Subestación Marinilla, Ampliación de capacidad de la Subestación Zaragoza y el Segundo banco de autotransformadores monofásicos en la Subestación Hermosa.

El Gerente General de EPM, Jorge Londoño De la Cuesta, indicó que “estos proyectos se entregaron en operación antes de la fecha aprobada por la Unidad de Planeación Minero Energética (UPME), algunos de ellos con un costo inferior al presupuestado y en cumplimiento de los compromisos ambientales y legales establecidos en Colombia”.

Modernización de la Subestación Marinilla

Con una inversión de $6.069 millones esta es la última subestación modernizada del proyecto de Reconfiguración, modernización y automatización de subestaciones regionales (Remar II). La obra se venía desarrollando desde 2011 en las localidades antioqueñas de La Unión, Guarne, El Carmen de Viboral, El Valle, Urrao, Hispania, San Pedro de Urabá, La Fe y Marinilla, con una inversión total de $38.910 millones, lo que representa un ahorro frente al presupuesto aprobado en el plan de inversiones 2018-2021 de $980 millones.

Ampliación de la capacidad de la Subestación Zaragoza

La subestación Zaragoza está localizada en el municipio del mismo nombre, en el Bajo Cauca antioqueño. Su ampliación tuvo un costo aproximado de $2.100 millones, lo que significa un ahorro frente al presupuesto aprobado en el plan de inversiones 2018-2021 de $512 millones aproximadamente.

Segundo banco de autotransformadores en La Subestación Hermosa

El área de influencia de esta Subestación, realizada de manera conjunta por la filial CHEC y EPM, corresponde a los municipios del Eje Cafetero, particularmente Santa Rosa de Cabal, Palestina, Chinchiná y Villamaría en el departamento de Caldas; Pereira, Dosquebradas y Marsella en el departamento de Risaralda y Santa Isabel en el departamento del Tolima.

Con la entrada en operación de estos proyectos se garantiza el cubrimiento de la demanda de energía y la conexión de nuevos clientes, así como un aumento en la confiabilidad y seguridad en la operación del sistema de distribución, garantizando la continuidad y calidad en la prestación del servicio en sus zonas de influencia.

De esta manera, el Grupo EPM entrega una respuesta oportuna y eficiente a los requerimientos del sistema y mejora la calidad del servicio de energía eléctrica que recibe la ciudadanía.

LaVibrante.Com