PUBLICIDAD

Epa Cartagena continúa con liberación e incautación de especies de fauna @EPACartagena

En su función de autoridad ambiental, el EPA continuará con operativos con el apoyo de otras autoridades para minimizar la comercialización y lograr la liberación de aves en cautiverio.

El Establecimiento Público Ambiental de Cartagena y la División Ambiental de la Policía Metropolitana continúan los operativos de control para evitar la comercialización, el tráfico ilegal y aprovechamiento de los recursos naturales, así como la liberación de varios animales y retorno a su hábitat natural.

Debido a esos operativos conjuntos este año se logró la incautación y liberación de 302 especies de fauna. En las últimas dos semanas la cifra ha sido de 82 especies de aves liberadas.

Esta semana se logró la incautación de varias especies de la fauna, roedores conocidos como “Ñeque” (Aguti Centroamericano), los cuales fueron llevados a la sede de La Bocana para evaluación veterinaria, detectándoles problemas de salud. Después de un tratamiento intensivo su recuperación ha sido satisfactoria, razón por la cual fueron puestos en libertad en su hábitat
natural.

Así mismo, se logró el rescate de una lechuza (especie Tito Alba), luego de un reporte efectuado por vecinos del barrio Pie de la Popa. Este animal se encuentra en evaluación veterinaria.

También fue posible la liberación de una especie de Halcón Peregrino, el cual fue rescatado en una edificación en el barrio Bocagrande, y posteriormente sometido a evaluación veterinaria hasta lograr su total recuperación.

Otro importante resultado tiene que ver con la incautación efectuada por agentes de la Policía, adscritos al CAI móvil de la urbanización Flor del Campo. Se recuperaron 8 aves silvestres cautivas y transportadas en jaulas. Estos animales fueron valorados por personal técnico y médicos veterinarios de EPA, que determinaron su liberación inmediata.

La subdirectora Técnica y de Desarrollo Sostenible del EPA, Norma Badrán, dijo que el establecimiento seguirá ejerciendo el control para evitar el tráfico ilegal, procesamiento y  comercialización de los recursos naturales, en coordinación con otras autoridades ambientales para cumplir lo establecido en la ley.