PUBLICIDAD

En la parranda vallenata se canta y encanta

En todo este territorio cesarense y guajiro lo primordial en el folclor de estas tierras es la popular, “Parranda Vallenata”. Siempre en esta sana costumbre lo que atrae son las atenciones de los anfitriones que básicamente se esmeran por atender a sus anchas muy bien a sus comensales. En esa tarde o noche de seguro se hará una nueva amistad y de ahora en adelante serás su “compadre” de por vida con el dueño de casa.

Esta celebración se hace para celebrar algún bautizo, cumpleaños, aniversario, en honor de alguien o simplemente por que se quiso “parrandear”. Cada parranda tiene un ritual donde los invitados y dueños de la fiesta se reúnen alrededor del conjunto de música vallenata y en medio de sepulcral silencio y se le presta la atención del caso del los cantos que éste interpreta. Claro que hay permiso de corear las canciones que se escuchan pero no se baila en la parranda.

En la parranda vallenata se encanta y se encanta, entre canto y canto aparecen los chistes, las anécdotas, los cuentos, las historias que dieron origen a algunos cantos, mientras el whisky se toma de manera abundante y se degusta las comidas típicas de esta región, tales como el chivo frito, el chivo guisado, el friche, cerdo, con los bollos de yuca, limpio y de mazorca.

Parranda que se respete dura hasta bien avanzadas las horas de la madrugada y en muchas ocasiones se amanece y todos a esa hora donde aparece su majestad el sol pero antes se degustan un suculento sancocho que ha estado hirviendo en los fogones debajo del confortable palo de mango que está en el patio de la casa. En cada parranda siempre hay más de tres o cuatro conjuntos que se alternan y compiten para demostrar su quien es el mejor.

Por eso es que aparecen la popular piquería, debido a que los conjunto quieren sobresalir los cantante se tiran versos entre sí para ver quien es el mejor de esa noche. Las Parrandas fueron el medio de comunicación del vallenato hasta la llegada del disco, la radio, las casetas, la televisión, el CD y hasta el internet. Afortunandamente las parrandas no han desaparecido, ellas siguen representando el folclor vallenato en su máxima expresión.

Por: Alexander Lewis Delgado.