PUBLICIDAD

En Barranquilla niño de 10 años resulta quemado por jugar con Pólvora

Un niño de 10 años resulta herido de quemaduras en su rostro tras el estallido de un tote, denominado ‘cuatro golpes’. El hecho ocurrió el domingo pasado en la localidad Suroriente de Barranquilla, en el barrio La Luz, carrera 17 con calle 6.

Humberto Mendoza, secretario de Salud del Distrito, informó que, de acuerdo con el reporte oficial de las autoridades, cuando se presentó el accidente estaban jugando con un tote que causó lesiones de primer grado en una zona cercana al ojo del menor, este fue trasladado de inmediato al Camino La Chinita-La Luz, y atendido por el personal asistencial.

El niño y su familia recibieron apoyo psicológico y del Grupo Social, para informarles y concientizarlos acerca de la gravedad de este tipo de artefactos, y más aún en niños menores de edad.

“En este caso las quemaduras fueron leves, pero los menores no pueden estar manipulando pólvora porque pueden resultar quemados, intoxicados o con otro tipo de lesiones”, afirmó el secretario de Salud.

Mendoza hizo un llamado de atención a todos los padres de familia a cuidar más a sus hijos y los artefactos que manipulen, prohibiéndoles el uso de estos elementos teniendo en cuenta los riesgos y el gran peligro que representan para la salud.

La Secretaria de salud recomienda que en caso de quemaduras con pólvora lo más efectivo es dirigirse de inmediato al centro de salud más cercano, y si es necesario lavar la zona afectada con agua limpia y fría, sin usar jabón, ni restregar.