Empresarios son premiados por su valentía y aporte a sus regiones

La Corporación Interactuar premió este jueves en Medellín a ocho empresarios colombianos de distintos sectores por su «valentía» para emprender, además de reconocer su contribución al desarrollo económico de sus regiones y el rol transformador de la microempresa.

En la ceremonia de entrega del premio Famiempresario Interactuar 2022, celebrada en el Teatro Metropolitano de Medellín bajo el concepto «Valientes», el máximo galardón lo recibió Dalia Johanna Carrillo Preciado por su empresa Panadería y Repostería La Reina, que se consolidó como un símbolo de progreso en el municipio de Zaragoza, en el departamento de Antioquia.

Carrillo, ganadora también en la categoría «Empleo de Calidad», se convirtió en la Famiempresario del Año por el compromiso con su territorio ofreciendo «trabajo digno» y formal en una sede con 28 empleados, la mayoría madres cabeza de hogar, como un aporte al bienestar del Bajo Cauca, una región donde persiste el conflicto armado y las oportunidades son escasas.

«Estoy muy feliz por este reconocimiento que nos hacen. Muchas veces pensé que no era visible para nadie, así que no lo esperaba. Este premio quiere decir que estamos haciendo bien nuestra labor y estamos aportando para el crecimiento de la economía de nuestro país», expresó a EFE Carrillo, de 34 años.

La mujer recibió el apoyo de la alianza Avancemos Bajo Cauca, desarrollada por la Agencia para el Desarrollo Internacional de EE.UU. (Usaid), Mineros S.A., la Fundación Mineros, Comfama e Interactuar.

La ganadora reconoció, además, que «no es fácil ser empresario en esta región por temas de seguridad y muchas cosas, pero la perseverancia alcanza» para ir tras lo sueños y superar la adversidad.

Para la edición 32 de estos galardones organizados por Interactuar, corporación que atiende a más de 50.000 empresarios y emprendedores del país, 24 empresas fueron nominadas en ocho categorías y el 54 % de ellas son lideradas por mujeres, mientras que el 83 % están formalizadas, el 45 % implementa prácticas sociales y el 25 % aplica buenas prácticas ambientales.

«DEJAR VOLAR» A LOS MICROEMPRESARIOS

El director ejecutivo de Interactuar, Fabio Andrés Montoya, dijo a EFE que estos premios, considerados la celebración más representativa de la microempresa en Colombia, envían un mensaje al país para «dejar volar» a los microempresarios e invita a apoyarlos con conocimiento, crédito y relacionamiento para que salga adelante.

«Para ser microempresario en Colombia, se necesita valentía, coraje y atrevimiento por distintas situaciones», expresó Montoya, quien recibió un homenaje durante la ceremonia.

Agregó que «el marco jurídico y la reglamentación en el país hacen difícil mantener una empresa. Además, los contextos en los que van creciendo y se van desarrollando a veces son complejos, como en el Bajo Cauca. Hacer empresa allá es de valientes por todo el tema político, de seguridad, social y económico».MÁS

EMPRENDEDORES GALARDONADOS

La empresa Arlina Nails le representó a Catalina Yancelly Sucerquia quedarse con el premio en «Liderazgo Femenino» por capacitar y empoderar a mujeres en su academia en el municipio de Bello (Antioquia), donde forma «manicuristas con propósito» y las prepara para emprender.

En la categoría «Mérito a la Perseverancia», la distinción la recibió Viviana Paola Barboza Díaz con su empresa Domipollo, que nació con 13.000 pesos (unos 2,81 dólares) como un emprendimiento de comidas rápidas en Medellín.

Por los progresos mostrados en la microempresa Los Bolis Caseros, un referente en la ciudad de Montería (Córdoba), fueron premiados Elías Salvador Díaz Pertuz y Karina Cecilia Alean Garcés en la categoría «Empresa en Crecimiento».

En «Emprendimiento Rural», el galardón fue para Reinaldo Naranjo Blandón por Campo Alegre, una agroempresa del municipio de Sonsón (Antioquia) que comercializa café, aguacate y banano.

La empresa Aliños en Casa, que ha llenado a Medellín con sus condimentos, aderezos y salsas, llevó a Beatriz Elena Quintero Gallego a ganar en la categoría «Familia Empresaria», mientras que Víctor Samuel Ramírez y Dalila Morales fueron premiados con el galardón «Joven Emprendedor» por atreverse a crear Urantia Agricultura Orgánica, una agroempresa en Jericó (Antioquia) con una propuesta de agricultura regenerativa y libre de químicos.

Diana Marcela Echeverri Lozada, cofundadora de Fibretex S.A.S., una compañía ubicada en La Estrella (Antioquia) que recolecta residuos textiles para transformarlos en fibras recuperadas en un ejercicio de economía circular, fue reconocida en la categoría «Empresa en Consolidación».

La ceremonia contó con la presencia del gobernador de Antioquia, Aníbal Gaviria, y tuvo presentaciones artísticas de la compañía Dinastía Negra, del proyecto Emprendimiento Cultural Urabá, además de la cantaora Darlina Sáenz, líder de la agrupación Las Palmeras de Urabá.

Esta edición de los premios, a la que asistieron más de mil emprendedores, fue apoyada por la fundación Belga ACTEC, Ellipse y Lebon, además de las fundaciones Julio Ernesto Urrea, Berta Martínez, Diego y Lía, Sofía Pérez de Soto, la Fundación Bancolombia, Comfama, Mineros S.A.S., Bancóldex, Fundación Nutresa y TCC, entre otros.

EFE