PUBLICIDAD

El deporte británico manifiesta su dolor por la muerte del Duque de Edimburgo

El mundo del deporte de la Gran Bretaña no dudó en reaccionar este viernes, tras confirmarse la noticia del fallecimiento del príncipe Felipe, Duque de Edimburgo, esposo de la reina Isabel II, al ser este un fnaático y mecenas de diferentes actividades deportivas a lo largo de su vida.

La Premier League guardará un minuto de silencio en los partidos de este fin de semana por el fallecimiento del príncipe, a los 99 años.

Los jugadores, además, llevarán un brazalete negro por la muerte del monarca, ocurrida este viernes, como forma de mostrar respeto a la familia real.

“La Premier League está profundamente afectada por la muerte de su majestad el príncipe Felipe, duque de Edimburgo. Nuestros pensamientos y condolencias están con su majestad la reina, con la familia real y con todos aquellos en el mundo que sientan la muerte del príncipe”, dijo la Premier en un comunicado.

Al tiempo, José Mourinho, entrenador del Tottenham Hotspur, interrumpió su rueda de prensa previa al partido contra el Manchester United para expresar sus condolencias a la familia real.

“Quiero expresar mis condolencias a la familia real”, dijo el técnico portugués en la conferencia de prensa.

“Para ser sincero, tengo un profundo, profundo, profundo respeto por la familia real. Todo mi apoyo. No es solo este país el que siente su fallecimiento”, añadió Mourinho.

“Me da mucha pena su muerte porque solo puedo decir cosas positivas del significado de familia. Lo siento mucho, pero así es la vida y tenemos que mirar hacia adelante”, apuntó el técnico portugués.

Por su parte, el torneo de Wimbledon rindió este viernes tributo al príncipe Felipe recordando sus presencias en el torneo.

El duque de Edimburgo visitó en seis ocasiones el All England Club, la última de ellas en 1977, año del aniversario del torneo. Además, entregó en dos ocasiones la copa de campeón al ganador masculino, a Lew Hoad en 1957 y a Neale Fraser, en 1960.

“El compromiso del duque durante más de seis décadas es un extraordinario legado. Esperamos que durante este tiempo de tristeza, su majestad encuentre comfort en la alta estima y el profundo respecto que se ha tenido siempre al duque”, dijo Wimbledon en un comunicado.

La reina Isabel II ha visitado en cuatro ocasiones el torneo de Wimbledon, la última de ellas en 2010 para presenciar un encuentro de Andy Murray.

LaVibrante.Com