El brote de coronavirus muestra que China aprendió una lección, EEUU no

La experiencia anterior de China con la epidemia del SARS dejó al país mejor preparado para luchar con el nuevo coronavirus. Estados Unidos, por su parte, sigue adoptando las mismas posiciones ante los problemas de salud pública mundial.

De acuerdo con la Comisión Nacional de Salud de China, se han detectado 1.287 casos confirmados de contagios de neumonía provocada por el nuevo coronavirus 2019-nCoV, de ellos 237 personas están en estado grave y 41 han fallecido.

Pese a que el epicentro del brote es en China, la enfermedad puede transmitirse de persona a persona y ya existen casos confirmados de ciudadanos contagiados en Australia, Japón, Malasia, Tailandia, Corea del Sur, EEUU, Singapur, Vietnam, Nepal y Francia. Otro países, como el Reino Unido y Canadá, han reportado casos sospechosos pero todavía no los han confirmado.

Coronavirus
Particulas del Coronavirus: el nuevo brote surgió de murciélagos y ¿serpientes?

El Gobierno chino ha tomado medidas severas en la provincia de Hubei, donde empezó el brote el pasado diciembre. Para detener la propagación de la nueva cepa de coronavirus, China puso en cuarentena a los 11 millones de habitantes de Wuhan, ciudad donde surgió el 2019-nCoV. Las autoridades, además, suspendieron toda la comunicación terrestre y aérea con la localidad. Se tomaron medidas similares en otras nueve ciudades de la provincia.

Además, China ha empezado la construcción de emergencia de un hospital de 1.000 camas para recibir a los enfermos infectados con el nuevo coronavirus. Las nuevas instalaciones, cuya construcción empezó el 24 de enero, se pondrán en uso ya el 3 de febrero.

Estados Unidos, por su parte, ha demostrado que no existe un tema que no utilizaría para plantear la cuestión de la supuesta falta de democracia en China, consideró Irina Alxnis en su artículo (en ruso) para Sputnik.