El pulmón del mundo clave para minimizar el calentamiento global se incendia, 16 días seguidos han pasado desde la primera quema sin la intervención de ninguna autoridad. Los incendios forestales en Brasil han aumentado este año 83% en comparación con 2018, debido a las quemas de la región amazónica potenciadas por la temporada seca.

Información del Instituto Nacional de Investigación Espacial (INPE) de Brasil, confirma que ha la fecha se han afectado 68 áreas protegidas para animales o comunidades indígenas.

La situación es de urgencia y Brasil no ha actuado de manera eficaz, el presidente de ese país Jair Bolsonaro ha sido culpado por ambientalistas y la comunidad internacional debido a su permisividad en la deforestación del amazonas. Los arboles de esa zona producen un 20%de la cantidad de oxigeno que hay en la atmosfetra, una cifra importante teniendo en cuenta el impacto ambiental de los últimos años.

Las personas han estado informando mediante redes sociales la situación de emergencia que afecta unas 600 especies de animales y miles de especies de flora. Con el numeral #PrayforAmazonas (oremos por Amazonas) se han compartido imágenes y vídeos que demuestran la crítica situación de la selva más grande e importante del mundo.

 

 

 

Comentarios