Tras la reunión con el presidente de la República, Iván Duque, en la Casa de Huéspedes Ilustres en Cartagena de Indias, el secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, reconoció que su país sigue preocupado por el incremento en la producción de cocaína en territorio colombiano.

El diplomático estadounidense índico que el objetivo es reducir esta producción en un 50 % para el año 2023: “Nosotros vamos a seguir trabajando de la mano del presidente Duque para lograr el objetivo conjunto para una reducción de cocaína”.

Pompeo sostuvo que el gobierno de su país también tiene el compromiso de reducir notoriamente la demanda de droga en su territorio.

Comentarios