Disturbios en Bolivia dejan tres muertos luego de las elecciones nacionales

La Defensoría del Pueblo de Bolivia, emitió un informe comunicando la muerte de Limbert Guzmán Vásquez, un joven de 20 años que perdió la vida durante los disturbios presentados el día miércoles 6 de Noviembre entre los seguidores del presidente Evo Morales y los grupos opositores.

Las protestas a raíz de las denuncias por supuestos fraudes electores en las elecciones nacionales del 20 de octubre, han dejado un total de 3 muertos y casi 22 heridos. En la localidad de Cochabamba, ciudad del centro de Bolivia, los opositores que estaban en la manifestación, tomaron como rehén a la alcaldesa de Vinto, Patricia Arce, a quien pintaron con rojo toda su cabeza.

Según una publicación hecha por el diario El Deber, Arce, fue liberada horas después con el acompañamiento de la policía local. En el mismo lugar, personas que conforman el Movimiento Al Socialismo (MAS), se han visto involucrados en agresiones violentas contra participantes de la ‘Resistencia Juvenil Cochala’, quienes exigen la renuncia de Evo Morales.

Desde hace aproximadamente dos semanas se han presentado disturbios en pais, luego de que Carlos Mesa, hiciera un denuncia pública por fraude en el conteo de los votos. No obstante, Morales, destaca que esta situación es “un proceso de golpe de Estado” y hace una invitación a sus partidarios para “defender la democracia”.

De igual forma hizo un llamado a los observadores de la Unión Europea (UE) y a la Organización de las Estados Americanos (OEA) para que constaten la información contenida en “las actas del todo el país”.

El informe final presentado por el Tribunal Supremo Electoral (TSE), determinó que Morales aventajó el 40% de los votos y obtuvo un margen de 10 puntos a favor en relación a su competencia principal (47,07% contra 36,51) por lo cual no hubo necesidad de segunda vuelta.