PUBLICIDAD

Desplome en Cartagena deja 15 fallecidos y 23 heridos

Foto: El Universal

45 horas han pasado luego del desastre ocurrido la mañana del jueves 27 de abril en el Barrio Blas de Lezo (Cartagena), en el que un edificio en construcción de 6 pisos se desplomó, dejando hasta el momento cerca de 15 fallecidos y 23 personas rescatadas.

El hecho ocurrió a eso de las 10:10 a.m del pasado jueves, en la manzana 8 de la tercera etapa del barrio Blaz de Lezo, ubicado al sur de La heroica. En la edificación se encontraban aproximadamente 40 trabajadores.

Según el último reporte entregado por la Oficina de Gestión de Riesgos y el CTI, de los fallecidos: 7 ya están plenamente identificados y 8 siguen anónimos. De los 23 rescatados: 17 aún permanecen en centros asistenciales de la ciudad y 6 ya fueron dados de alta, según informó Fernando Niño, secretario del interior; quién aseguró que aún siguen personas desaparecidas bajo los escombros.

Según el testimonio de algunos sobrevivientes, «ese día la obra había amanecido con una falla» pero los trabajadores ignoraron el hecho y siguieron trabajando. Algunos vecinos del barrio aseguran que «escucharon un estruendo y sintieron como un terremoto, de inmediato salieron a ver qué había sucedido y cuando se dieron cuenta del accidente, llamaron a las autoridades».

Uno de los obreros y 3 compañeros se salvaron del desplome, ya que en ese momento salieron a comprar una gaseosa y sólo escucharon el estruendo. Estamos hablando de Gabriel Ladeo, quien llegó hace dos meses de Córdoba para trabajar en la obra y asegura que «si Dios lo dejó abajo fue por algo». Ladeo también afirma que en los más de 30 trabajadores «habían venezolanos» pero no recuerda sus nombres.

El Alcalde Mayor de Cartagena, Manuel Vicente Duque, se pronunció inmediatamente y ordenó a los organismos de emergencia, brindar atención a las víctimas de este lamentable desastre. Hasta hoy son más de 300 socorristas quienes han estado participando activamente en el rescate de los obreros.

Por otra parte, se estima que la valla con licencia de curaduría No. 1, portada a la entrada del edificio, era falsa; así lo aseguró el curador de la Localidad Uno, Ronald Llamas Bustos. Los hermanos Wilfran y María Quiroz son los identificados como dueños del edificio en construcción y culpables de la tragedia, según la Oficina Nacional de Gestión de Riesgos.

Se están abriendo investigaciones aún para descartar que la Alcaldía de Cartagena tenga que ver con las razones por las que sucedió este desastre o si se tenía conocimiento de esta falsa licencia.

LaVibrante.Com