Al descubrir la ubicación, Pereira Vieito desarrolló una aplicación que mostraba las conversaciones que tenía el usuario con ChatGPT para Mac. Los datos se visualizaban en texto plano y estaban disponibles con solo presionar un botón. Según The Verge, los archivos tenían una extensión desconocida, pero al cambiar el nombre a .txt era posible leer el contenido de los chats.

OpenAI corrige la vulnerabilidad de ChatGPT para Mac

OpenAI no tardó mucho en resolver el problema y cifrar los archivos. Tras ser contactado por el medio, la compañía de inteligencia artificial lanzó una actualización de ChatGPT para Mac que parcheaba la vulnerabilidad. Un portavoz de OpenAI mencionó que están comprometidos a «mantener altos estándares de seguridad» a medida que la tecnología evoluciona.

La decisión de no cifrar los datos desde un principio causó curiosidad en Pereira Vieito, como comenta en su cuenta de Threads.

«Cualquier aplicación que acceda a datos privados del usuario (Calendario, Contactos, Correo, Fotos, cualquier entorno aislado de aplicaciones de terceros, etc.) ahora requiere acceso explícito del usuario», mencionó.»OpenAI optó por no participar en el entorno de pruebas y almacenar las conversaciones en texto sin formato en una ubicación no protegida, deshabilitando todas estas defensas integradas.»