El proyecto que pretende dar cadena perpetua a violadores y asesinos de niños y niñas, ha fracasado varias veces en el legislativo, pero siguen sucediendo este tipo de crímenes, es por esto que el 15 de agosto comenzó la radicación del proyecto de reforma constitucional.

El proyecto de ley que establece la pena de cadena perpetua para estos violadores fue presentado por los representantes a la Cámara por Bogotá, José Uscátegui; por el Tolima, Adriana Matiz; por Valle del Cauca, Elbert Díaz; por Caquetá, Harry González y el representante por el Atlántico, César Lorduy.

En la actualidad, la Constitución de Colombia prohíbe la implementación de la cadena perpetua, es por esto que esta iniciativa deberá cambiar el artículo 34 de la carta magna, donde se explica de forma clara la prohibición de este tipo de penas.

Artículo 34. Se prohíben las penas de destierro, prisión perpetua y confiscación. No obstante, por sentencia judicial, se declarará extinguido el dominio sobre los bienes adquiridos mediante enriquecimiento ilícito, en perjuicio del Tesoro público o con grave deterioro de la moral social.

El próximo 20 de agosto se llevará a cabo el debate en la Comisión Primera de la Cámara de Representantes, que al ser un acto legislativo deberá pasar por ocho debates para poder ser aprobado.

Esta reforma pretende modificar el artículo 34 y establecer la prisión perpetua revisable para quienes “cometan los delitos de homicidio doloso, secuestro, tortura, acceso carnal o actos sexuales abusivos con menor de 14 años”.

Sin embargo, es de aclarar, que esta condena cuenta con un plazo no inferior a 25 años para evaluar la resocialización de la persona condenada. Además, cabe resaltar que la cadena perpetua seguirá siendo prohibida en Colombia. “La reforma únicamente exceptúa de esta prohibición los delitos de abuso sexual contra menores y homicidio”, afirmó César Lorduy, representante a la Cámara en su entrevista con EL TIEMPO.

Uscátegui, afirmó en la W Radio que, “con este proyecto se estaría atendiendo un clamor ciudadano, pero al mismo tiempo se está siendo garantista para que quien sea condenado tenga la posibilidad de una revisión”.

César Lorduy afirmó que,” hemos encontrado que en materia de actos sexuales contra niños hay una alta tasa de reincidencia”, puesto que, de acuerdo con datos del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses, en el año 2018, 673 menores de edad fueron asesinados.

Además, 7.142 menores fueron víctimas de abuso sexual entre enero y abril, de las cuales 6.085 fueron niñas.

Comentarios