LAVIBRANTE.COM MEDIO DE COMUNICACIÓN

Copa Sudamericana: Santa Fe y Millonarios empataron sin goles en el partido de ida

El clásico bogotano fue más luchado que jugado. Foto: Facebook Conmebol Sudamericana.

A pesar de que ambos equipos no venían en el nivel adecuado, las expectativas por este clásico bogotano, válido por la instancia de octavos de final de Copa Sudamericana, eran altas y el público esperaba que ambos equipos salieran a buscar el partido. Sin embargo, el empate sin goles dejó abierta la llave y en la vuelta se verán las emociones fuertes.

Uno de los puntos más destacados fue el comportamiento de ambas hinchadas, que exhibieron respeto por los rivales y la convivencia dentro del estadio El Campín fue ejemplar.

Los primeros 45 minutos vimos a Santa Fe intentar llegar tener la iniciativa, pero nunca llegó con claridad y dependía en exceso de las individualidades. Por otro lado, Seijas, la figura del equipo, buscó asociarse con algún compañero, pero le fue imposible. También el venezolano envió varios centros al área y nunca se conectaron de la manera deseada.

El partido fue cortado y no se jugó de lamanera esperada por los espectadores. Foto: Facebook Conmebol Libertadores.

La opción más clara del “Expreso Rojo” en el primer tiempo fue de Gustavino, que, sin esperarlo, se encontró de frente con el arco, envió el balón por arriba y se perdió la oportunidad más clara de su equipo en lo que iba de partido.

Santa Fe exhibió breves chispazos, pero sin peligro, donde se destacó un tiro al arco de Perlaza, que no llevó peligro y sirvió para animar al público local, que intentaba empujar a sus jugadores.

Millonarios llegó en el minuto 20 con un centro de Domínguez, que conectó Carrillo, pero no generó problemas importantes para Santa Fe y el balón salió hacia un lado del arco.

En el minuto 24, un error de Gil comprometió al arquero rojo, Zapata, a quien le entregó un balón sin la potencia necesaria. Lo anterior, le brindó la posibilidad de gol más clara a los azules, que hasta el momento ejecutaban un planteamiento demasiado táctico y se conformaban con el empate.

El delantero Barreto alcanzó a cazar esa pelota y sacó un tiro débil, que impactó en el cuerpo del arquero santafereño. Los locales se salvaron por suerte.

El compromiso, a pesar de que exhibió un jugo fuerte, entregó emociones. Foto: Facebook Conmebol Sudamericana.

Una vez el jugador de Millonarios tuvo la oportunidad más clara, el visitante se dio a la tarea de cortar el partido y bloquear los avances del rival.

Con el segundo tiempo, Millonarios le restó protagonismo a Santa Fe y de a poco se conformaba con el empate. Sin embargo, para el equipo de Russo entró Marrugo y ahí cambió un poco el medio campo del “Embajador”.

En el minuto 74 César Carrillo pegó una patada fuerte, que le valió la expulsión y desde allí hubo un rompecabezas: el técnico de Millonario envió a la cancha a Rojas, autor del gol del título en la final de diciembre del año pasado, y sacó a Marrugo, uno de los futbolistas más destacados.

El vencedor de este cruce llegará con mucha confianza a cuartos de final. Foto: Facebook Conmebol Sudamericana.

La vuelta, pactada al 02 de octubre, en el estadio El Campín, entregará las emociones deseadas y el ganador estará en cuartos de final, a la expectativa de saber si enfrentará a Liga de Quito o Deportivo Cali, que debe remontar un marcador adverso. Todo es posible en la Copa Sudamericana y este certamen entrega sorpresas de manera seguida.