Consejo de Estado tumbó nombramiento de hija de Noemí Sanín como cónsul en Londres

El Consejo de Estado confirmó este lunes la decisión que declaró nula la elección de María Ximena Durán Sanín, hija de Noemí Sanín, en el Consulado de Londres.

En 2019, el Tribunal de Cundinamarca se pronunció en este tema en respuesta a una demanda que fue presentada por el representante a la Cámara por Bogotá, David Racero, de la Lista Decentes.

La demanda advertía, básicamente, que el nombramiento dentro de la planta provisional como ministra plenipotenciaria adscrita al Consulado General de Colombia en Londres, Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, no tenía en cuenta los derechos de las personas que tienen carrera diplomática y consular.

Algunos de los temas que puntualizó en su momento el tribunal fue que, por ejemplo, Jairo Augusto Abadía Mondragón, quien fue nombrado en el cargo de ministro plenipotenciario en el mes de febrero de 2016 y que contaba con el escalafón, tenía los requisitos para ser designado en el cargo que le terminaron encargando a Durán Sanín.
Señala el fallo de segunda instancia del Consejo de Estado que: “Sí existía prueba de que el señor Jairo Augusto Abadía Mondragón, es funcionario de carrera diplomática en la categoría de Ministro Plenipotenciario que ya había superado el periodo de alternancia en la planta interna y por tal razón sí estaba disponible para ser nombrado en la vacante del consulado general de Colombia en Londres, Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte”.
Otro caso es el de Víctor Hugo Echeverri quien presta sus servicios en la Embajada colombiana en Filipinas. Fue designado ministro plenipotenciario en junio de 2017, inscrito en el escalafón también.

Señala el fallo del Consejo de Estado: “Por lo tanto, al acreditarse que existía dentro de la planta del Ministerio de Relaciones Exteriores funcionarios que podían ser nombrados en el cargo que fue provisto de forma provisional, es dable concluir que se logra desvirtuar la legalidad del acto de nombramiento provisional impugnado y por tal razón la sentencia de primera instancia deberá ser confirmada.”.