Cortesía de Caribe Afirmativo

Bajo la consigna «el decreto trans se respeta», hoy en horas de la mañana, se reunió la comunidad LGBT de Barranquilla y Soledad a las afueras de la sede de la Procuraduría Regional Atlántico para manifestar su rotundo desacuerdo y rechazo a las acciones que ha emprendido el procurador general de la nación, Alejandro Ordoñez, quien pretende lograr la nulidad del Decreto 1227 de 2015 con el que, luego de una ardua lucha social y una batalla legal, esta comunidad hizo respetar el derecho a cambiarse el componente de sexo en sus documentos de identidad.

El plantón contó con la enérgica organización y participación de un número considerable de manifestantes, entre estos, los activistas de las organizaciones FUNDARVI, Caribe Afirmativo, FUNVIMESOL, el colectivo LILI ELBE y la Mesa LGBT de Barranquilla, quienes mostraron su rotundo desacuerdo con estas acciones que atentan contra los derechos humanos. Según ellos, esta clase de hechos sólo buscan extender la vulneración de sus derechos y el rezago social en el que se encuentran inmersos.

12144884_10207921748620905_8665202481327482053_n

En palabras de Juanita Ortiz, mujer trans, activista y líder de esta comunidad en el municipio de Soledad, «el plantón realizado el día de hoy fue un acto de protesta para poder visibilizar las quejas de esta comunidad y acabar con el prejuicio social que experimentan día y noche por parte de funcionarios públicos, como es el caso del procurador general de la nación, Rafael Ordoñez, con sus propósitos anticonstitucionales de abolir el decreto trans. Para la población LGBTI, esto es un nuevo acto de transfobia y homofobia en nuestro país, donde somos libres y defensores de la democracia».

“A raíz de los frecuentes atropellos y actos discriminatorios dirigidos a la comunidad LGBTI, incluyendo la población trans de todo el departamento del Atlántico, se ha constituido un colectivo llamado LILI ELBE. Este fue idealizado para ayudar a la población trans, luchar contra el alto índice de violencia, maltrato, estigmas, prejuicios y discriminación y, sobre todo, de tanta transfobia que existe en el Atlántico”, puntualiza Ortiz.

Así las cosas, la indignación que experimenta actualmente la comunidad LGBTI del país, debido al proceder del procurador, se sigue expandiendo y la población barranquillera y soledeña también buscó ser escuchada por medio de actos pacíficos, pero contundentes.

By:  Antony Mendoza Rangel

Foto: Cortesía de Caribe Afirmativo

Comentarios