Colombia en alerta: Fenómeno de El Niño provoca incendios y ola de calor

WhatsApp

La nación colombiana se encuentra en un estado de alerta crítica debido a la compleja situación climática que ha capturado la atención tanto de las autoridades como de la población en general. La conjunción del Fenómeno de El Niño y una intensa ola de calor ha provocado una serie de incendios forestales y extremos registros de temperatura en diversas regiones del país, y es que, de acuerdo con la Organización Meteorológica Mundial, el 2023 fue declarado el año más cálido registrado en la historia.

La situación se agrava con la ola de calor que abarca todo el país, registrándose temperaturas récord en diversas áreas, según informes recientes del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (IDEAM), el Fenómeno de El Niño en 2024 afecta significativamente a varios departamentos colombianos, siendo Huila, Tolima y Cundinamarca los más afectados hasta el momento, ejemplo de esto es Jerusalén (Cundinamarca), que ha experimentado temperaturas extremas alcanzando los 40,4°.

Así mismo, la Dirección Nacional de Bomberos en Colombia afirmo que en lo que va del año 2024, ha contabilizado 687 eventos, entre conatos de incendio y emergencias forestales. Además, hasta el 22 de enero de 2024, se han registrado 66 siniestros únicamente en Bogotá. Tanto el IDEAM como el Ministerio de Ambiente han decretado alerta por amenaza de incendio para la mayor parte del país, de los 1.104 municipios en Colombia, 952 están en estado de alerta, con 586 de ellos clasificados en alerta roja.

Cabe destacar que los principales cauces de los ríos Magdalena y Cauca reportan niveles bajos en sus cuencas. Además, 99 municipios tienen alerta por la ocurrencia de heladas, por lo que las autoridades han implementado medidas de emergencia, como la creación de centros médicos especializados y el despliegue de equipos adicionales de bomberos y brigadistas.

Expertos meteorológicos advierten que el Fenómeno de El Niño podría prolongarse en los próximos meses, intensificando la sequía y elevando el riesgo de incendios. En este contexto, se insta a la sociedad a adoptar prácticas sostenibles y contribuir a la preservación del medio ambiente para mitigar los efectos a largo plazo de este fenómeno climático.

Alejandro Arbeláez, Gerente de Innovación y Desarrollo de Ziklo Solar, destaca la importancia de cuidar el medio ambiente y subraya el papel crucial de las empresas de energía solar en estos momentos. La transición hacia la energía solar no solo reduce la dependencia de fuentes contaminantes, sino que también contribuye significativamente a la mitigación del cambio climático, ya que por cada kw instalado se dejan de emitir aproximadamente 13 toneladas de CO2 al ambiente, que equivalen a: 743 árboles plantados, 1.207 cilindros de gas consumidos, 68 barriles de petróleo consumido, 3.248 galones de gasolina consumida, 9.7 hectáreas de bosque y 11 toneladas de basura.

Las instalaciones solares ofrecen una alternativa limpia y renovable que puede ayudar a abordar de manera sostenible los desafíos energéticos y ambientales. Además, Arbeláez resalta que la energía fotovoltaica no emite gases de efecto invernadero ni contaminantes atmosféricos durante su operación, reduciendo la dependencia de los combustibles fósiles y promoviendo la preservación de los recursos naturales.

Es importante destacar que, las autoridades locales y nacionales trabajan en conjunto para gestionar la crisis actual, pero también es esencial implementar estrategias a largo plazo que fortalezcan la resiliencia del país frente a eventos climáticos extremos.