Coljuegos, la entidad vinculada al Ministerio de Hacienda encargada de administrar los recursos de los juegos de suerte y azar en Colombia, con el apoyo de la Policía Nacional, adelantó en los últimos días una exitosa ofensiva en contra de actividades ilegales, así lo anunció su presidente, Juan B. Pérez Hidalgo.

El funcionario reveló que, en operativos de control a la ilegalidad, se lograron decomisar máquinas tragamonedas y módulos de apuestas, los cuales estarían evadiendo el pago de derechos de explotación por casi $1.300 millones anuales.

Con el apoyo de la Policía, se retiraron 197 elementos ilegales que operaban en siete establecimientos en la ciudad de Bogotá y en poblaciones de los departamentos de Cundinamarca, Boyacá, Santander y Norte de Santander. En la capital del país se removieron 19 máquinas electrónicas tragamonedas (MET); 40 en cuatro establecimientos en el municipio de Soacha (Cundinamarca), al igual que un módulo de apuestas deportivas; 34 en el municipio de San Vicente de Chucurí (Santander), donde se decomisó también una ruleta de 6 puestos; en Chiquinquirá (Boyacá) se retiraron 13 máquinas tragamonedas y en Cúcuta (Norte de Santander), se removieron 76, en cuatro locales, una ruleta de siete puestos y un módulo de apuestas deportivas.

Todos estos elementos representaban una evasión anual al pago de derechos de explotación por unos $1.300 millones, informó el presidente del ente regulador, quien resaltó que, con el apoyo de la Policía y otras autoridades como el Ejército Nacional, el Cuerpo Técnico de Investigaciones (CTI) y la Fiscalía General de la Nación, se han realizado, durante 2018, 193 acciones de control en contra de las estructuras criminales organizadas que evaden el pago de recursos destinados a la salud de la población más vulnerable del país.

“En lo que va corrido de 2018, Coljuegos ha retirado un total de 2.534 elementos ilegales de juegos de suerte y azar, de los cuales 1.997 son máquinas tragamonedas que evadían el pago de derechos de explotación por un valor superior a los $5.616.504.986; ocho ruletas, que dejaban de tributar $52.311.964, y 312 elementos de juegos novedosos que evadían el pago de $27.962.138.952. Recursos con los que se financia el sistema subsidiado de salud y con los que se podría atender más de 107 mil colombianos”, enfatizó Pérez Hidalgo.

El presidente de la entidad estatal aseguró igualmente, que en los operativos realizados durante los años 2017 y lo que va de 2018, se han capturado 33 personas por operar juegos de suerte y azar de manera ilegal y se han realizado nueve judicializaciones. “Aquel que ejerza la operación de manera ilegal, está cometiendo un delito, por el cual puede incurrir en penas de 6 a 8 años de prisión. Quien opere una máquina tragamonedas sin los debidos permisos de Coljuegos tiene que pagar una multa de $62 millones 500 mil, por cada máquina. En el caso de los juegos novedosos, como los operados por internet, por los que se realizan entre otros, apuestas deportivas online, puede incurrir en multas de $234 millones 372 mil, por cada establecimiento, punto de venta, expendio o vendedor”, indicó.

El funcionario recomendó a los comerciantes tomar las medidas necesarias para evitar ser engañados y no comercializar u operar páginas ilegales en sus establecimientos, así como dirigirse a la página web de la entidad (www.coljuegos.gov.co) para identificar los puntos de venta y plataformas que están debidamente aprobados.

Comentarios