Los hechos ocurrieron en la madrugada de este miércoles 21 de agosto en un sector conocido como Llanogrande, zona rural ubicada entre Manizales y Neira.

Las víctimas fatales estaban acampando en el lugar que es conocido por ser un espacio de recreación en el que hay ambientes para camping, cabañas y yacimientos de agua.

Según las autoridades la masacre ocurrió hacia las dos de la mañana cuando sujetos que portaban armas cortopunzantes y de fuego, llegaron hasta el lugar y asesinaron a tres hombres y dos mujeres.

En el hecho dos personas más resultaron heridas pero lograron escapar y están aportando sus testimonios a la investigación que adelantan las autoridades para determinar los móviles de los hechos y la identidad de los responsables.

Hasta el momento se ha descartado que la masacre se deba a un atraco pues las pertenencias de las personas estaban en el lugar del asesinato múltiple.

Las primeras pesquisas de la Policía Metropolitana de Manizales, conducen a la hipótesis de que el asesinato de las cinco personas se deba a una retaliación contra uno de los hombres que falleció. Al parecer este hombre era el dueño de un establecimiento llamado Joy Night Club.

Según esa primera hipótesis, los hechos estarían relacionados con “estructuras criminales dedicadas al microtráfico (…) Estamos adelantando las diligencias, entrevistas y la parte técnica para esclarecer estos hechos en el menor tiempo posible”, indicó la coronel Sandra Hernandez, comandante de  la Policía Metropolitana de Manizales.

Masacre en ‘La Garrucha’

El año pasado un hecho similar consternó a la población caldense. En el sector conocido como ‘La Garruncha’, las autoridades hallaron varios cuerpos en una finca llamada ‘Hispania’.

Los cadáveres estaban amarados de manos y pies y con disparos en la cabeza. Según las investigaciones, el hecho se presentó por una disputa de venta de droga en la región.

loading...

Comentarios