LAVIBRANTE.COM MEDIO DE COMUNICACIÓN

Capturan a sindicados de asesinato y asalto con armas de fuego a comercios de Barranquilla

Gracias a una importante operación, adelantada de manera articulada por parte del GAULA de la Policía Nacional, se logró afectar de manera contundente a la célula delincuencial más temeraria al servicio del Grupo Armado Organizado “los Costeños”, el cual tenía atemorizados a los establecimientos comerciales, teniendo como objetivo principal a los tenderos.

Después de los lamentables hechos ocurridos el 24 de febrero de este año, en los cuales un tendero en el barrio Chiquinquirá fue ultimado por negarse a cumplir con las amenazas de las cuales había sido objeto por parte de una banda delincuencial, el Gaula de la Policía de manera inmediata se puso como objetivo hallar los culpables de este cobarde acontecimiento.

Antes del atentado se había logrado identificar a un grupo de delincuencia común denominado “Los de San Roque”, quienes empezaron a delinquir en la capital del Atlántico en enero del 2019, llegando a diferentes establecimientos con arma de fuego, obligando a los tenderos a cancelar una cuota extorsiva a cambio de no atentar en contra de su vida y no causar daños materiales a los locales.

En aquel momento, entre los primeros resultados que conllevaron a la lucha frontal en contra esta estructura, se dieron las capturas de alias “JJ”, encargado de ordenar y coordinar el pago de las exigencias a los diferentes gremios mediante llamadas telefónicas, declarando como objetivo a todo aquel que no cediera a sus amenazas, especialmente en los barrios San Roque, Chiquinquirá, Barrio Montes y Plaza De San Nicolás.

Otro integrante que siguió como tarea por parte de los uniformados fue alias “Jasser”, quien sería el sicario de la organización, encargado de ejecutar los atentados con armas de fuego en contra los comerciantes. A este hombre se le atribuyen los hechos sucedidos el pasado mes de enero en dos tiendas del barrio San Roque.
En el momento en que es cometido el atentado contra el tendero, las autoridades ya habían capturado al cabecilla y brazo armado de este grupo delincuencial, pero los investigadores continuaron con la tarea de seguir la pista de los demás miembros de esta banda, que estarían implicados en este hecho, al igual que las extorsiones a los diferentes gremios en la ciudad.

Investigando los antecedentes se logró establecer después de labores de inteligencia e investigación criminal, que los integrantes de “los De san Roque”, con el pasar del tiempo fueron extendiendo su accionar criminal hacia los hoteles, restaurantes, papelerías, farmacias, vendedores ambulantes informales, trabajadoras sexuales, licoreras, bares, discotecas y billares, generando intimidación a las víctimas con la entrega de panfletos escritos a mano, donde aseguraban que iban de parte del comandante José Guerra, y que aquel que no atendiera a sus pretensiones sería ajusticiado a punta de “plomo”, según sus palabras.

Las exigencias por parte de los delincuentes consistían en pedir una matrícula de 5 millones de pesos, a lo que posteriormente los extorsionados debían cancelar la suma de 50 mil pesos de manera semanal, con la fachada de recibir una supuesta seguridad a los establecimientos comerciales; fueron más de 10 denuncias por parte de los dueños de diferentes lugares, los que permitieron a los investigadores del Gaula consolidar suficiente material de prueba a través de labores de inteligencia e investigación criminal.

Ya identificados plenamente una parte de los demás miembros de esta organización, se desplegó en las últimas horas un operativo de manera simultánea en diferentes sectores de la puerta de oro, siendo capturados otros 4 integrantes de esta estructura, entre los que se encuentran, alias “el sobrino”, quien tenía la misión de entregar los panfletos, además de cobrar extorsiones al sector hotelero y moteles; alias “Silvana”, “Geraldin” y “El Mono”, encargados de reclamar el dinero producto de las extorsiones, quienes fueron presentados ante la autoridad competente por los delitos de Concierto para delinquir agravado con fines de extorsión, extorsión agravada y tentativa, fabricación, porte o tenencia de armas de fuego, accesorios, partes o municiones, homicidio y homicidio tentado.