El Sistema de Cajas de Compensación Familiar dispondrá, por concepto de parafiscales, de 6.9 billones de pesos en el 2019, que serán dirigidos programas de vivienda, educación y recreación para 22 millones de afiliados y beneficiarios.

Así lo expresó la Superintendente del Subsidio Familiar, Paola Andrea Meneses, quien afirmó que los parafiscales son recursos que se destinan a este Sistema, los cuales corresponden al aporte salarial del 4% que hacen todos los empleados del país.

Anunció que para este año se calcula que el recaudo sea superior a los 6.9 billones de pesos, recursos que deben ser destinados al bienestar de los afiliados, en la medida en que “hoy tenemos, aproximadamente, 681 mil empresas afiliadas, y aspiramos a que en 2022 haya unas 760 mil empresas”.

Adicionalmente, manifestó que existen más de 9 millones de trabajadores que contribuyen al sistema y que están afiliados a las cajas de compensación. Así mismo, que este número de personas representa la mitad de la población económicamente activa que tiene el país.

En el análisis y control que ha hecho la Superintendencia ha establecido que la gran mayoría de las 43 cajas están cumpliendo la misión y el objetivo que establece la ley sobre el manejo de los recursos.

La Superintendente reconoció que existe un gran compromiso por parte de las cajas de compensación, de las que afirmó que son un brazo extendido de la política social del Estado, y así lo ha subrayado el Presidente Iván Duque. De hecho, aseguró que “son consideradas como aliadas del Gobierno y, en ese sentido, está previsto en el Plan Nacional de Desarrollo. Entonces, sí, hay un gran compromiso”.

Ante esta responsabilidad que recae en las cajas de compensación, la Superintendente manifestó que existen grandes retos en el sistema de subsidio, porque hay aspectos puntuales que los está revisando el Ministerio de Trabajo, rector de esta política.

También explicó que la Superintendencia hace una revisión a la labor de los fondos, particularmente en algunos como el Fondo de Solidaridad y Fomento al Empleo y Protección al Cesante (Fosfec), que tiene prioridad por las funciones sociales que desempeña y que están vinculadas en el Plan Nacional de Desarrollo “en temas de emprendimiento, juventudes, de capacitaciones, para mejorar aspectos de los programas y de los fondos que pueden ser mejorados”.

Puntualizó que el subsidio a los afiliados está establecido en la ley, a través de categorías, de acuerdo con la remuneración y el ingreso de cada uno de los trabajadores.

La categoría A la integran quienes llegan a máximo dos salarios mínimos, como ingreso. Los de categoría B son los que alcanzan máximo cuatro salarios, indicó.

“De esta manera precisó el impacto mayor dentro del sistema de subsidio está dado para esas categorías A y B”.

Comentarios