Bares al norte de Barranquilla sufren ataques con balines por parte de un «francotirador»

WhatsApp

Desde la última semana de octubre de 2021, varios bares ubicados en la calle 84 de Barranquilla, están sufriendo los ataques constantes de un «francotirador».

El propietario del restaurante-bar, ubicado en la calle 84 con carrera 64, denunció ante la Fiscalía General de la Nación a este «francotirador».

En esa última semana de octubre, empezaron a encontrar balines en el establecimiento comercial. Con sorpresa y angustia al mismo tiempo.

Esos balines empezaron a dañar una pared, botellas de vinos, vidrios. Los daños han sido avaluados en $5 millones.

Pero, lo peor de este asunto, es que en repetitivas ocasiones, «francotirador» ha disparado cuando hay clientes consumiendo productos en el restaurante-bar.

Por fortuna, no ha resultado herida ninguna persona, pero el peligro es latente porque un disparo de un balín puede causar heridas considerables o hasta la pérdida de un ojo.

Lo anterior ha traído como consecuencia que los clientes se vayan de los bares en esa de la calle 84, por sentir miedo.

De acuerdo con la denuncia que interpuso el afectado ante la Fiscalía General de la Nación, los disparos provienen supuestamente desde el edificio Alejandra, ubicado en la parte de atrás de su negocio, es decir, en la carrera 64B con calle 84.

Los dueños de los bares afectados piden la intervención de las autoridades para dar con el «francotirador» de balines, antes de que hiera a un ciudadano.

FOTOS