Publicidad

Análisis del Estado de los Propósitos Financieros de los Colombianos en 2024

WhatsApp

Con la llegada del nuevo año, muchos colombianos han fijado metas financieras para corregir errores del pasado, alcanzar estabilidad económica y prosperidad. Establecer estos propósitos no solo requiere voluntad, sino también un seguimiento meticuloso y un control efectivo del dinero. Desde la creación de fondos de emergencia hasta la reducción de deudas y la planificación de inversiones a largo plazo, estos objetivos fortalecen la salud financiera y proporcionan seguridad ante imprevistos.

Sin embargo, alcanzar estas metas enfrenta desafíos significativos. Factores como fluctuaciones económicas, cambios laborales, gastos imprevistos y decisiones financieras previas pueden influir en la capacidad para lograr los objetivos establecidos. La falta de educación financiera y la ausencia de un plan claro también pueden obstaculizar el progreso hacia estas metas.

Según Insolvencia Colombia e IFI Inteligencia Financiera, más de 2.000 colombianos se han declarado en quiebra en lo que va del 2024 debido a la falta de trabajo, condiciones laborales precarias, problemas financieros acumulados como el préstamo ‘gota a gota’, tarjetas de crédito con altas tasas de interés y dificultades para refinanciar deudas antiguas.

El estudio global de Ipsos sobre el Costo de Vida reveló que muchas personas en Colombia están insatisfechas con su calidad de vida, siendo las finanzas una preocupación principal. Un 8% de los encuestados reportaron tener un nivel de vida cómodo, mientras que el 14% encontró difícil manejar sus finanzas.

A pesar de estos desafíos, aún hay tiempo para manejar las dificultades financieras de manera efectiva. Con determinación y apoyo adecuado, como asesoramiento financiero y educación adicional en gestión del dinero, es posible tomar el control y mejorar la situación económica. Cada paso hacia la reducción de deudas, la creación de fondos de emergencia y la revisión de hábitos de gasto contribuye significativamente a construir una base financiera sólida y preparada para enfrentar el futuro.

José Ibarra, Chief Product Officer en tyba por Credicorp Capital, señaló: «Las circunstancias financieras difíciles son una prueba de nuestra capacidad para adaptarnos y aprender. Cada desafío superado nos enseña lecciones valiosas sobre la gestión del dinero y nos prepara mejor para construir un futuro financiero sólido. En momentos de adversidad, podemos transformar la experiencia en fortaleza, asegurando así un camino hacia la estabilidad económica a largo plazo.»

Ibarra también compartió recomendaciones para el segundo semestre de 2024:

  1. Revisión y ajuste de metas financieras según las circunstancias actuales.
  2. Actualización del presupuesto para reflejar ingresos y gastos actuales.
  3. Priorización de la reducción de deudas de alto interés.
  4. Investigación de oportunidades de inversión alineadas con objetivos a largo plazo.
  5. Consulta con un asesor financiero para recibir orientación personalizada.

En el segundo semestre de 2024, los colombianos tienen la oportunidad de reflexionar sobre sus metas financieras y tomar medidas concretas para alcanzarlas. Con determinación, educación financiera adecuada y perseverancia, será más factible lograr estos objetivos.