PUBLICIDAD

Alcaldía de Medellín avanza con estrategia Parceros: Hoy son más de 800 jóvenes

Hoy más 800 jóvenes pertenecientes al programa «Parceros» de la Alcaldía de Medellín, reciben no solo acompañamiento psicosocial para evitar situaciones de riesgo o vulnerabilidad social, también son caoacitados con herramientas con el fin de que comprendan la importancia de la construcción de paz, la resistencia, la memoria y los procesos restaurativos que pueden permitir la renovación de la juventud en la sociedad.

El programa tiene como fin comprender las realidades juveniles, los factores de riesgo y protección a los cuales están expuestos los jóvenes, como es la desescolarización, la violencia sexual, violencia intrafamiliar, consumo problemático de sustancias y la presencia de actores armados ilegales, entre otras vulneraciones a sus derechos humanos. Se quiere que los jóvenes puedan identificar las problemáticas que se viven a diario en su entorno, de manera que puedan desarrollar habilidades de pensamiento crítico que los dirijan al fortalecimiento de capacidades y contribuyan a renovar su vida en la toma de decisiones correctas que conlleven al cambio en su entorno social obteniendo la construcción de paz.

La subsecretaria de construcción de paz territorial , Carolina Saldarriaga, se expresó frente al objetivo que se quiere para con el programa: En estos espacios también nos valemos de mediaciones artísticas como las artes circenses, la técnica vocal, la cuentería y un marco mucho más global de salud pública que nos ha permitido acompañar a los jóvenes que tienen consumos críticos con los cuales venimos desarrollando un acompañamiento que permite detectar y prevenir situaciones de riesgo».

Niños, adolescentes y jóvenes entre los 10 y 28 años en 14 comunas de la ciudad son partícipes de las actividades que se desarrollan en el programa, en donde se realizan encuentros individuales, grupales y familiares que consisten en acompañamiento psicosocial y de acceso a oportunidades educativas, recreativas culturales, de emprendimiento y empleabilidad, todo eso teniendo en cuenta la formación para la paz.

«Me he dado cuenta que el proyecto ha ayudado a fortalecer relaciones entre grupos de diferentes comunas que antes eran bandas criminales y ahora se llevan mejor y he aprendido sobre la historia violenta de la comuna y desde que yo ingresé me di cuenta qué era lo que yo quería estudiar, me ayudaron con el colegio, con problemas de adicción y ahora quiero trabajar ayudando a los demás.» Expresó Miguel Ángel castaño, participante de Parceros desde hace dos años.

LaVibrante.Com