PUBLICIDAD

Aguas del Atrato ha logrado aumentar cobertura, calidad y continuidad de los servicios de acueducto, alcantarillado y aseo en Quibdó, Chocó

El Grupo EPM logró en 2008, con su filial Aguas Nacionales y a través de la marca Aguas del Atrato, un acuerdo con el departamento del Chocó: mejorar el acceso a los servicios públicos de acueducto, alcantarillado y aseo, con calidad, eficiencia y oportunidad para todos los habitantes de Quibdó. Diez años después, se logró crecer en cobertura al pasar de una hora de suministro de agua potable a 24 horas diarias.

Al celebrar los 10 años de servicio de Aguas del Atrato, el Gerente General de EPM, Jorge Londoño De la Cuesta, comunicó que “en esta década de trabajo en la capital del Chocó hemos realizado inversiones por más de $100.000 millones en la optimización y la expansión de redes; aumento de la capacidad de producción en un 200%, reemplazo de más de 30 kilómetros de redes de acueducto, extensión de 100 kilómetros de nuevas redes, renovación de la flota de vehículos de aseo y del equipamiento urbano y mejoramiento de la captación, como un importante aporte al bienestar de la gente y al desarrollo de la ciudad”.

Gracias al trabajo en equipo con la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios, el Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio, la EPQ, Empresas Públicas de Quibdó en liquidación, Alcaldía y EPM, hoy Quibdó tiene una empresa autogestionable.

 Así avanzamos

Aguas del Atrato ha adquirido que 11 sectores de la ciudad cuenten hoy con agua potable las 24 horas del día, lo que equivale al 99% de los usuarios. Otro de los resultados importantes en esta década es la consolidación de la infraestructura, con la ampliación de las redes de acueducto en un 37,93%, equivalente a 12.644 usuarios y las de alcantarillado en un 20.02% para cubrir a 6.590 usuarios.

Aguas del Atrato trabaja para que Quibdó sea una ciudad impecable y esto se refleje en el bienestar de sus habitantes. En la actualidad, la empresa hace 29 rutas de barrido, 12 macro-rutas de recolección diaria de residuos sólidos en el centro de la localidad y tres rutas por semana en los barrios.

En la parte de calidad del agua, un avanzado laboratorio permite conservar los parámetros físicos y químicos del agua. Así se garantiza que los habitantes de Quibdó cuenten con un servicio de agua potable que pueden disfrutar directamente de la llave.

En una acción más para destacar, un grupo de profesionales desarrolla diferentes estrategias para llegar a los sectores donde las viviendas son del tipo palafítico (sobre cuerpos de agua). Allí se lleva agua potable las 24 horas a zonas como Pablo VI, Cabí y Valencia. En la ciudadela Mía, más de 7.500 personas se benefician de los tres servicios de Aguas del Atrato: acueducto, alcantarillado y aseo. En este lugar hubo un compromiso con dos plantas de agua potable y una de aguas residuales, cajas estacionarias y rutas del servicio de aseo.

Cada año, Aguas del Atrato da un paso más para transformar sueños en realidades. Hoy Quibdó cuenta con un 36.11% de cobertura en el suministro de agua potable, un 20.02% en el servicio de alcantarillado y un cubrimiento del 97% en el servicio de recolección de residuos sólidos. Son diez años de compromiso con el desarrollo y la calidad de vida de la comunidad en Quibdó, Chocó.

LaVibrante.Com