PUBLICIDAD

A 250 familias aumentan los damnificados en Manatí, Atlántico tras vendaval

En medio de las altas temperaturas que superan los 35 grados, los habitantes del municipio de Manatí, sur del Atlántico, fueron sorprendidos por una granizada que cayó sobre la población acompañada de fuertes vientos dejando a más de 250 familias con sus casas afectadas.

La directora de la Oficina de Gestión de Riesgo de la Gobernación del Atlántico, Candelaria Hernández, afirmó que el vendaval también afectó el techo de la parroquia.

La funcionaria resaltó que la intensidad de los vientos estuvo acompañada de un fuerte aguacero, que causó inundaciones en varios sectores del municipio.

La Alcaldía y la Defensa Civil adelantan una inspección de las zonas afectadas con el fin de realizar un censo de los damnificados.

Según Hernández la emergencia se debe a que comenzó la temporada de huracanes en el mar Caribe por lo que ordenaron activar los comités locales de gestión de riesgo.