PUBLICIDAD

300 toneladas de material han sido recuperadas gracias al programa de reciclaje de Cruz Verde

Cruz Verde, en su Centro de Distribución (CEDI) generó en los últimos dos años la recuperación de más del 80% de material que antes era considerado como desecho, recolectando más de 300 toneladas de icopor, cartón, plegadiza, papel archivo, plástico PET, madera, entre otros. En alianza con la compañía Ciclos, encargada de medir el impacto y la huella ambiental, se reportó el incremento del 37% en la recuperación de estos materiales entre 2019 y 2020, recuperando 195.876 kilos en el último año, que equivalen al peso de más de 160 automóviles aproximadamente.

La cadena de droguerías quiere destacar la labor de los recicladores, quienes se han convertido en sus aliados estratégicos a través de la empresa conformada por antiguos recicladores de calle denominada Recuperadores Circulares, en la cual se les han garantizado condiciones de trabajo dignas y los beneficios de un empleo formal.

Gracias al trabajo de todos ellos, en el último año se reciclaron y recuperaron en el CEDI de Cruz Verde 159.298 kg de cartón, 6.115 kg de icopor, 13.125 kg de plástico, 5.629 kg de madera, entre otros materiales, que no solo dejaron de ir a los vertederos, sino que representaron un aporte económico que fue reinvertido en el proyecto a través de máquinas compactadoras, balanzas, y mejoras de los espacios de almacenamiento para facilitar la recuperación de materiales.

Resultado de esta iniciativa, en el año 2020 aumentó el impacto positivo a la huella ambiental en un 81,5%, casi duplicando la cifra del año anterior. La recuperación de los materiales representó 2.890 árboles no talados, el ahorro de 46.463.140 litros de agua y 941.196 kilovatios de energía por hora, así como de 629.232 kilogramos de dióxido de carbono sin emitir. Estas cifras evidencian que, a través de la iniciativa apoyada por Cruz Verde, durante el último año se consiguió un ahorro equivalente a la cantidad de agua usada para llenar 18 piscinas olímpicas y proveer de energía eléctrica a un promedio de 6 mil hogares.

Esta iniciativa no solo ha generado impacto ambiental, sino que ha logrado beneficiar de manera directa a 5 personas y sus familias, quienes antes se desempeñaban como recuperadores callejeros y que ahora se han constituido como empresa contando con todos los beneficios de ley, un lugar seguro de trabajo, un aumento significativo en sus ingresos y, por ende, una mejora en su calidad de vida.

Con este proyecto, Cruz Verde quiere seguir impactando positivamente la vida de muchos recuperadores callejeros más, por lo que, al hablar de su futuro, Claudia Sterling, Vicepresidente Jurídica y de Asuntos Corporativos declara que “el proyecto no solo perdurará, sino irá creciendo con el avance del tiempo. Por ahora se trabaja en el Centro de Distribución, pero cuando se tienen 410 sedes de droguerías en todo el país que producen diariamente toneladas de material reciclable, es imposible no pensar que este modelo tan efectivo y rentable -social, económica y medio ambientalmente- será replicado. Si se piensa que aprovechar el material a través de este tipo de alianzas estratégicas, no solo salva agua y árboles, evita emisiones de CO2, ahorra electricidad, sino sobre todo mejora vidas, definitivamente es imperativo perdurar en él”.

LaVibrante.Com