PUBLICIDAD

24 integrantes de la subestructura héroes del Caribe del clan del golfo, fueron capturados en los departamentos de Bolívar y Sucre

En Bolívar y Sucre, se viene desarrollando una fuerte ofensiva contra los Grupos Armados Organizados, que en las ultimas horas permitió la captura de 24 integrantes de la subestructura Héroes del Caribe del Clan del golfo, dentro de los cuales es preciso resaltar 4 de sus cabecillas, quienes eran los encargados de perturbar la seguridad y el orden público en la Subregión de los Montes de María, a través de acciones delincuenciales organizadas.

Luego de un minucioso trabajo de seis meses que contó con la participación de las agencias de inteligencia e investigación criminal, se logró establecer la plena identificación de los integrantes de esta organización, quienes son señalados como presuntos responsables de los delitos de concierto para delinquir con fines de homicidio, tráfico de estupefacientes, desplazamiento, extorsión y porte ilegal de armas de fuego.

Como resultado de la investigación se desarrollaron 23 diligencias de registro y allanamiento en operativos coordinados entre la Policía Nacional y la Armada de Colombia en los municipios de El Carmen de Bolívar, Magangué, San Jacinto, María la Baja, San Juan Nepomuceno, Arjona en el Departamento de Bolívar, San Onofre, Tolú Viejo y Sincelejo en el Departamento de Sucre, que permitieron la captura de estas 24 personas.

Dentro de las capturas materializadas, se encuentran:  El cabecilla principal conocido como “Bigote”, el cabecilla encargado de las finanzas “Barbas”, el cabecilla militar “Julián” y su cabecilla político o ideólogo “Deiver”.

Estos sujetos están siendo investigados por su posible participación en 12 homicidios bajo la modalidad de sicariato ocurridos en el Departamento de Bolívar, dentro de los cuales es preciso resaltar el doble homicidio de los hermanos Velásquez, perpetrado en el corregimiento de Macayepo jurisdicción de El Carmen de Bolívar, el pasado 13 de julio.

Con este duro golpe propinado a esta estructura criminal, se logra afectar el accionar delictivo de esta organización criminal y se evita que los miembros de esta organización ejerzan influencia sobre las áreas consolidadas por el Gobierno Nacional y particularmente por las Fuerzas Militares y de Policía.

La Policía Nacional y la Armada de Colombia, continuarán con el desarrollo de operaciones ofensivas que debiliten el accionar delictivo de los Grupos Armados Organizados, al tiempo que invitan a la comunidad a denunciar cualquier tipo de actividad sospechosa que ponga en riesgo la seguridad y la vida en la región.