El ministro venezolano Tareck El Aissami, fue incluido recientemente a la lista de los delincuentes más buscados del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos por presuntos vínculos con el narcotráfico.

Es por esto que las autoridades de los Estados Unidos decidieron ponerle precio a cualquier pista que puedan obtener y los lleve a lograr la captura del viceministro económico de Nicolás Maduro, Tareck El Aissami.

Si se logra la captura El Aissami deberá enfrentar una condena de por lo menos 30 años de prisión en EEUU, de acuerdo a la ley de designación de narcotraficantes extranjeros la cual fue aprobada por el Capitolio en el año 1999 y entró en vigor en el año 2000, la cual permite dictar sanciones y solicitar la extradición de aquellas personas que ingresen cargamentos de droga a los Estados Unidos.

El Servicio de Control de Inmigrantes informó el pasado 31 de julio que El Aissami, “Supervisó y poseyó parcialmente envíos de narcóticos de más de 1.000 kilogramos desde Venezuela en múltiples ocasiones, incluidas aquellas con destinos finales a México y Estados Unidos”.

Además, un juzgado de la ciudad de Nueva York, en marzo presentó cargos contra El Aissami y Bello por la organización de una gigantesca red de transporte de cocaína por medio de aviones privados, que viajaban desde Venezuela hasta América del Norte.

En la lista de las personas más buscadas por las autoridades migratorias también se encuentra Samark José López-Bello, empresario venezolano, acusado de ser secuaz del político en la red internacional de venta de droga.

Por otro lado, la familia de Tareck El Aissami, se vería afectada por la orden de captura de este, debido a que de acuerdo con las sanciones estipuladas se afectan a los “allegados de un traficante de drogas si se han beneficiado de las ganancias de esa actividad en los últimos cinco años”.

Comentarios