PUBLICIDAD

Una tradición que no se derrite, conozca los helados de paila

Se acerca el fin de semana y muchos bogotanos buscan que plan hacer en familia, en pareja o con su grupo de amigos.

La localidad de Usaquén es un muy buen lugar para pasar un buen rato los fines de semana, pueden caminar, visitar el centro comercial Hacienda Santa Barbara o visitar el famoso ‘Mercado de las pulgas de Usaqén’.

Al llegar a este mercado, usted encontrara variedad de detalles bufandas, manillas, mochilas, también puede encontrar variedad de restaurantes, bares y cafés.

Pero por el camino encontraran un lugar pequeño pero lleno de sabor, ‘Helados de paila de mi pueblo’ que ofrece una manera distinta y artesanal de comer helado.

¿Pero qué es el helado de paila?

Desde hace varios años, el helado de paila llegó desde del departamento de Nariño a Bogotá y  es una herencia de los indígenas y campesinos nariñenses.

Los expertos en este manjar cuentan que ellos iban hasta el volcán-nevado Cumbal a sacar un poco de hielo, luego ponían encima una paila de cobre, bronce, plata incluso de oro.

Allí vertían un ‘preparado’ (una especie de jugo pulpa natural) y movían la paila hasta que la sustancia hasta que quedara con la textura de un helado.

Pero lo mejor de todo esto es el proceso de preparación pues sigue siendo artesanal y la materia prima es natural. Sin conservantes ni colorantes y en la mayoría de casos sin azúcar, son helados aptos para vegetarianos o personas que estén en una dieta para bajar de peso.

Esta deliciosa idea es liderada por una mujer emprendedora que tiene la primera microfranquicia de helados de paila en el país y se ha abierto camino participando en diversas ferias y mercados alternativos en Medellín, Barranquilla y Bucaramanga.

‘Helados de paila de mi pueblo’ está ubicado en la carrera 6a # 56-35 cerca al mercado le pulgas de Usaquén, su horario de atención es desde las 11.00 a.m. hasta las 6:00 p.m., y ofrecen 40 sabores de helados como jengibre, arroz con leche, uchuva, chai y copoazú, una fruta exótica del amazonas. Sus precios van entre $3.500 (un sabor), $6.000 (dos sabores), $13.000 (medio litro) y $25.000 (un litro).

Sus helados son bajos en azúcar,con opción de fructuosa y/o panela, nada de endulzantes artificiales, contienen fruta fresca, los Congelados en Pailas de cobre que han sido recubiertas en su interior para garantizar la salubridad del producto, son servidos en empaques de cartón, y la presentación de litro en empaque de caña de azúcar, pues también en el medio ambiente y evitan el icopor o el plástico.

También, ofrecen el acompañamiento empresarial para las celebraciones de las compañias, fiestas infantiles o familiares donde siempre podrán consumir un helado extra fresco, recién preparado y porque no siendo el espectador de la preparación del heladito.

Para finalizar, esta franquicia también piensa en nuestro peludos de cuatro patas y ofrecen también dentro de su menú helado de zanahoria para nuestros amados animales.