PUBLICIDAD

Triple A Invierte $2.500 Millones En Equipos De Alcantarillado

  • Se trata de dos vehículos de succión-presión que facilitan el mantenimiento del sistema.
  • Anualmente se realiza mantenimiento preventivo a 250 kilómetros de redes.

Triple A reforzó su operativa de saneamiento con la adquisición de dos nuevos vehículos de succión-presión, que son equipos especializados para efectuar trabajos de mantenimiento de los sistemas de alcantarillado, con una inversión que supera los $2.500 millones. Dichos vehículos cuentan con una bomba a través de la cual se le inyecta agua a presión a las tuberías para arrastrar hasta el manhole todos los residuos sólidos que se encuentren dentro de éstas.  Seguidamente, con la bomba de vacío, se succionan todos estos desechos y se depositan en un tanque especial que posee el vehículo de 10 yardas cúbicas de capacidad (7.65 m3, aproximadamente).

De esta forma se deja despejada la red para que el sistema continúe trabajando de manera óptima. La empresa cuenta ahora con cinco equipos de este tipo, en total: 4 vehículos marca Aquatech B-10 y 1 equipo marca Camel. Anualmente se realiza mantenimiento preventivo a unos 250 kilómetros de redes de alcantarillado.

“En Triple A trabajamos por la mejora continua, en procura de ofrecer servicios con calidad y continuidad. Por eso adquirimos nuevos equipos que facilitan las labores de mantenimiento, en beneficio de nuestros usuarios”, indicó el ingeniero Ramón Hemer, Gerente de Operaciones de Triple A.

La empresa realiza acciones de mantenimiento preventivo y correctivo al sistema de alcantarillado, que tanto en Barranquilla, como en el resto de municipios atendidos por Triple A, es únicamente para las aguas servidas y no pluviales.

Para ello, cuenta con personal y  equipos especializados, no sólo de succión-presión, sino también cabrestantes, cámara con circuito cerrado de televisión para inspección de tuberías, bombas trasvases, entre otros, que facilitan las labores de mantenimiento y extracción de basuras, sedimentos y otros elementos que terminan dentro del sistema por el mal uso que muchas personas le dan al mismo. OPERATIVA ALCANTARILLADO

CUIDADO DEL SISTEMA

Triple A hace un llamado a los usuarios y comunidad en general para que adopten comportamientos responsables frente al uso del alcantarillado sanitario y de esta manera se evite el taponamiento de las redes y desbordamientos de aguas residuales,  especialmente en época de lluvias.

Ejemplo de lo anterior es que se han encontrado en colectores y estaciones de alcantarillado bolsas de basura, enseres del hogar como almohadas, ollas, recipientes plásticos, ropa, cajas o guacales de frutas y verduras, elementos de computadores, entre otros.

La empresa entrega las siguientes recomendaciones:

ü  Evite levantar las tapas de los manjoles para desviar los arroyos o arrojar desechos, ya que esto satura el sistema y provoca desbordamiento de aguas residuales.

ü  No está permitido conectar las aguas lluvias provenientes de las viviendas al sistema de alcantarillado, ya que este no tiene capacidad para evacuar estas grandes cantidades de agua, lo cual provoca reboses y daños al sistema.

ü  Las personas no deben arrojar basuras, grasas, arena, material vegetal, lodos y otros a las redes y manjoles, ya que pueden devolverse las aguas servidas por las acometidas y generar daño en la infraestructura de la red.

ü Frecuentemente vierta agua caliente a los desagües y cañerías de la casa.

ü No deposite restos de comidas, servilletas, ni tampoco aceites, en el lavaplatos.

ü Desechos como papel higiénico, toallas de papel, algodones, cabellos y objetos sólidos, deben ser arrojados sólo a la caneca, nunca al sanitario.

ü Los restaurantes o estaciones de servicio deben construir trampas de grasa y sedimentadores de sólidos para evitar taponamientos.

El Gerente de Operaciones de Triple A explicó que “desviar los arroyos por las alcantarillas es quizás el problema de mayor impacto, ya que la red no tiene capacidad para transportar estos volúmenes de agua y genera inundaciones en los predios y daños considerables en el sistema. Cuando se combinan los problemas citados anteriormente el efecto es mayor, ya que, por un lado, hay obstrucciones en la red y por el otro, aumento del caudal a transportar, generando muchos más inconvenientes”.

Triple A recordó que a través  de la línea telefónica 116, que funciona las 24 horas del día, los 365 días del año, las personas pueden reportar cualquier daño o anomalía con el sistema de alcantarillado, al igual que el robo de tapas.