Cada vez que estamos online, dejamos un “rastro” digital. Las direcciones IP nos delatan y las cookies recopilan nuestros hábitos de navegación. Los proveedores de servicios de Internet (ISP) y los empleadores teóricamente llevan un registro de qué sitios visitamos y cuándo. Incluso la navegación privada, también conocida como modo incógnito, no está totalmente a salvo de ojos indiscretos.

Las ventajas son numerosas: desde protegerte de los anuncios dirigidos hasta permitirte evitar los sitios que restringen el acceso si no pagas e incluso comprar regalos “sorpresa” para tus amigos y familiares. Además, existen otros beneficios menos conocidos, como ahorrar dinero.

1. Modo privado de navegación

La mayoría de los navegadores modernos tienen un modo privado de navegación que puedes utilizar para asegurarte de que los sitios visitados no aparezcan en tu historial de navegación.

Los navegadores normalmente registran cada sitio que visitas y almacenan la información que ingresas en ellos. Al usar el modo privado, básicamente le estás diciendo a tu navegador que no registre los sitios que visitas y que no use ni descargue ninguna cookie.

Sin embargo, no son perfectos. Por ejemplo, en 2010, unos profesores de la Universidad de Stanford descubrieron que aunque Firefox no registra tu historial durante una sesión de navegación privada, sí registra los sitios en los que has instalado certificados SSL.

2. Usa sitios HTTPS

Usa solamente los protocolos HTTP o HTTPS cuando estés navegando. Los demás protocolos
de navegación web suelen anunciar tu identidad o ubicación. Cuando trabajes con HTTPS, usa solo autoridades de certificación de confianza que no emitan un certificado de identidad “falso”.

3. Bloqueadores de anuncios

Para muchos, los bloqueadores de anuncios son un elemento imprescindible para mantener la privacidad online y, en consecuencia, protegerse de los ciberdelincuentes (si quieres conocer más detalles, consulta el artículo sobre el exploit kit Stegano).

Un gran número de sitios usan cookies para rastrear y recopilar los hábitos de navegación de los usuarios que los visitan, pero los bloqueadores de anuncios impiden que se guarden dichos datos.

4. Usa direcciones de correo electrónico temporales

Las direcciones de correo electrónico desechables (DEA, en inglés) son anónimas y temporales. Les permiten a los usuarios crear rápidamente nuevas direcciones de correo electrónico cuando sea necesario, tras lo cual se eliminan.

Esto es particularmente útil para evitar el spam al llenar formularios en sitios que requieren una dirección de correo electrónico para continuar.

5. VPN

Las Redes virtuales privadas (VPN, del inglés) son una forma eficaz de proteger tu privacidad online, ya que ocultan tu dirección IP, tu identificador único online, y transfieren todos tus datos a través de un túnel virtual seguro y cifrado. De esta forma, evitan que los sitios web rastreen tus actividades online e incluso que sepan desde qué país estás navegando.

Las VPN utilizan servidores proxy ubicados en cualquier parte del mundo, por lo que tu identidad (o ubicación) nunca será completamente revelada.

6. Tor

Si lo que más te preocupa es que te rastreen, puedes utilizar la red de anonimato Tor, que oculta tu dirección IP. De este modo, es menos probable que los anunciantes o los ciberdelincuentes te identifiquen y marquen como objetivo.

Tor es una red de “túneles virtuales que les permite a las personas y a los grupos mejorar su privacidad y seguridad en Internet”. Esta red de anonimato te permite acceder a la Web “profunda”, donde los sitios se crean anónimamente y las personas se comunican en privado entre sí.

 

7. Cifra tus chats

Los servicios de iMessage de Apple y WhatsApp se cifran de punto a punto, pero también hay otras opciones disponibles, en especial para las comunicaciones desde equipos de escritorio. TOR chat es un cliente de chat liviano y fácil de usar que utiliza los servicios de Tor para ocultar la ubicación. Emplea el cifrado SSL/TLS. Cryptocat es un cliente de chat basado en la Web que utiliza el estándar de cifrado AES-256, que es extremadamente difícil de descifrar. También admite los chats de grupo. Ahora ya lo sabes: es posible segui navegando sin preocuparte (tanto) por la privacidad de tu identidad.

Tw: @EmshMelisa