El actor perdió la vida cuando el Porsche en el que viajaba se estrelló el 30 de noviembre de 2013

Hace ya cuatro años de la inesperada muerte del actor de las películas Fast and Furious, hoy por hoy, sigue dando de qué hablar, pues han salido a la luz más detalles del accidente automovilístico en donde perdió la vida Paul Walker.

Aquí unos detalles de este trágico incidente:

Walker perdió la vida cuando el Porsche en el que viajaba se estrelló el 30 de noviembre de 2013.

El abogado Craig McClellan aseguró en el adelanto del programa ‘Paul Walker: Collision Course’, que Paul no falleció por el impacto, sino calcinado al quedar atrapado entre el tanque de gasolina y el motor del auto.

“Cuando ocurrió la colisión, el GT Carrera fue básicamente partido a la mitad. El compartimento de pasajeros iba por un lado, el tanque de gasolina y el motor iban en sentido contrario y Paul estaba atrapado entre los dos”, reveló. Craig añadió que el actor quedó atrapado con las costillas, la clavícula y el brazo, pero que aún respiraba cuando el carro comenzó a quemarse intensamente.

“Estaba respirando, y no fue capaz de salir porque estaba atado y atrapado”, finalizó MClellan. Esto sale a luz debido a los hallazgos de hollín que fueron encontrados en su tráquea durante la autopsia.

El actor y amigo Vin Diesel estuvo a punto de rendirse y dejar para siempre la franquicia de cuando se enteró de esta noticia, sin embargo, siguió adelante en la realización de la película como homenaje a Paul Walker. “No era tanto si la franquicia iba a tener éxito o no, sino si yo mismo iba a poder sobrevivir sin Paul”.

“La pregunta debería de ser si en algún momento dejé de pensar en Paul. Todos los días me decía a mí mismo ‘esta película tiene que ser increíble en honor a Paul”.

Ver Video: