PUBLICIDAD

Secretaría de Ambiente desiste de solicitud ante la ANLA para realizar el Sendero de las Mariposas – @Ambientebogota

La Secretaría de Ambiente, a través de una carta, solicitó ante la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales – ANLA la solicitud de desistimiento de licencia ambiental frente al trámite del proyecto “Sendero de las Mariposas” presentado por la anterior administración.

“Una vez revisados los pronunciamientos por parte de las autoridades ambientales en el expediente que cursaba para el proyecto de Sendero de las Mariposas, nos permitimos solicitarle a la ANLA el desistimiento expreso frente al trámite de solicitud de licencia ambiental para el proyecto”, aseguró la secretaría de Ambiente, Carolina Urrutia.

La solicitud ante la ANLA va en cumplimiento de los compromisos de la Administración de la alcaldesa Claudia López de devolverle la jerarquía e importancia a la Estructura Ecológica Principal de Bogotá y conservar nuestros Cerros Orientales, respetando lo planteado en el Plan de Desarrollo Distrital 2020 – 2024.

“Lo anterior con el fin de asegurar como eje primordial de nuestro Plan Distrital de Desarrollo la protección de la Reserva Forestal, el cumplimiento de la sentencia de la Acción Popular de Cerros Orientales, con el fin de dotar a la ciudad de unos senderos que no pongan en riesgo la biodiversidad del área protegida. Los Estudios Ambientales elaborados para el proyecto serán públicos y apoyarán las decisiones que se adopten sobre la materia en adelante”, agregó la secretaria Urrutia.

Además, la Secretaría de Ambiente le solicitó a la ANLA la devolución física del estudio de impacto ambiental, la documentación y los anexos del proyecto con el objetivo de analizar la propuesta presentada y plantear alternativas que permitan el desarrollo de espacios para el disfrute de la ciudadanía, que respeten la zonificación y los usos permitidos en la reserva. Durante este proceso, la ciudadanía tendrá real incidencia y participación.

Para la Administración Distrital es de vital importancia el cumplimiento de la sentencia del Consejo de Estado sobre los Cerros Orientales, para poner en funcionamiento el área ecológica y recreativa en la franja de adecuación. La protección y conservación de este patrimonio ambiental será el eje fundamental de la sostenibilidad del reverdecer de Bogotá.

De otro lado, los recursos que esta Administración recibió para el proyecto, correspondientes a cerca de $224 mil millones de pesos, fueron destinados por el Distrito en su mayoría para atender las diferentes contingencias presentadas por la pandemia COVID-19. Este monto fue entregado a través del Fondiger (Fondo Distrital para la Gestión de Riesgo y el Cambio Climático).

ANLA se pronunció ante la solicitud del Distrito

La Autoridad Nacional de Licencias Ambientales aceptó el requerimiento de desistimiento por parte de la Secretaría de Ambiente de Bogotá, del trámite de solicitud de licencia ambiental iniciado mediante Auto 8233 del pasado 21 de diciembre de 2018, que buscaba realizar el proyecto “Sendero de las Mariposas”.

A través del Auto No 09276 de 2020, la ANLA le comunicó al representante de la autoridad ambiental de Bogotá la decisión y en los próximos días hará la devolución de la totalidad de la documentación aportada para dicho proyecto.

Posteriormente, la ANLA procederá a archivar y cerrar el trámite administrativo del expediente que reposa en esa entidad.

¿Qué hará la Administración de la alcaldesa Claudia López en los Cerros Orientales?

• En el Plan de Desarrollo quedó contemplada la protección de la Reserva Forestal Protectora del Bosque Oriental de Bogotá y del área de ocupación pública prioritaria de la franja de adecuación, que será un área ecológica y recreativa para el cuidado y disfrute de todos los ciudadanos.

• Los Cerros Orientales proveen servicios ambientales fundamentales para la provisión de agua que viene desde los ecosistemas de alta montaña.

• La Administración Distrital destinará $35.000 millones para procesos de recuperación y restauración de la Reserva Forestal Protectora del Bosque Oriental de Bogotá y del área de ocupación pública prioritaria de la franja de adecuación.

• El sector Ambiente cumplirá con el 75 % del Plan de Manejo del área de ocupación pública prioritaria de la Franja de Adecuación de los Cerros, que incluye el desarrollo de procesos de restauración, la adquisición de predios para la conservación, el mantenimiento de senderos ecológicos, la implementación de iniciativas socioambientales para fortalecer la apropiación social de las comunidades para la protección de esta área y la recuperación de canteras como espacios para el disfrute de la ciudadanía.

• La Administración de la alcaldesa Claudia López NO permitirá obras de endurecimiento con concreto en los cerros. Se avanzará en el mantenimiento y adecuación de cerca de 50 kilómetros de senderos que parten de los ya existentes, para ofrecer a la ciudadanía espacios naturales, permeables y no endurecidos, para la contemplación de la biodiversidad, que estarán distribuidos a lo largo de la franja de adecuación y los Cerros Orientales. Este proceso será realizado de manera conjunta entre la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá, el Instituto Distrital de Turismo, el Instituto Distrital de Recreación y Deporte, y la Secretaría de Ambiente.

• Además, la Administración trabajará en la consolidación de tres zonas de uso público con vocación ecológica, entre las cuales se encuentra la antigua cantera de la Serranía del Zuque, que es administrada como un área de interés ambiental por parte de la Secretaría de Ambiente.

La conectividad entre senderos en los cerros estará planteada bajo los instrumentos de planificación de la reserva, como su plan de manejo y el plan de uso público, para que no se afecten las condiciones ambientales de este ecosistema y se garantice el cumplimiento de los requisitos para su funcionamiento y operación. De igual manera, se contemplarán los lineamientos establecidos en el plan de manejo del área de ocupación público prioritario de la franja de adecuación.

Así mismo, se van a establecer sistemas de monitoreo y alerta temprana para minimizar impactos negativos en las zonas propensas a la ocurrencia de incendios forestales.

Con todas estas acciones garantizamos la recuperación y conservación de este ecosistema indispensable para Bogotá.