PUBLICIDAD

Se cumplieron 15 años de la victoria de Montoya en Hockenheim

Montoya se lució hace 15 años en Se conmemoran 15 años de la tercera victoria de Montoya en el circuito de Hockenheim. Foto: Facebook Williams Martini Racing.

El año 2003 fue especial para Montoya, pues en esa temporada compitió frente al Ferrari Michael Schumacher. También se exhibió que la Fórmula 1 es un deporte donde se mueven muchos intereses políticos y económicos. La fecha 03 de agosto del año 2003 nos transporta a Alemania, específicamente a la carrera del Hockenheimring, que ganó el piloto colombiano más importante de la historia.

Los primeros años del siglo XXI le dieron la oportunidad a la escudería Williams de disfrutar del colombiano Juan Pablo Montoya, un piloto que siempre estaba con bastante agresividad, técnicamente muy destacado, acompañado de una mentalidad ganadora y perfeccionista como pocos; muchos expertos del deporte a motor afirman que el bogotano fue el último corredor importante del equipo de Frank.

La escudería británica Williams en el año 2003 contaba con motores BMW, múltiples patrocinadores, un personal muy capacitado y licencias para soñar con hacer historia en la Fórmula 1.

Sebastián, hijo mayor de Juan Pablo, heredó la pasión por el mundo a motor y actualmente se educa en los karts. Foto: Facebook Juan Pablo Montoya.

Montoya el 02 de agosto del año 2003 consiguió su undécima pole position en la Fórmula 1, con un tiempo de 1:15.167. Sin embargo, este suceso no lo disfrutó de la manera adecuada, pues su concentración estaba en la carrera del otro día y esa válida era una oportunidad para hacer historia.

El 03 de agosto del año 2003, a bordo del FW 25, luego de una carrera agotadora, con curvas muy rápidas, que exigió bastante del aspecto físico y evidenció un talento de otras magnitudes, Montoya ganó el Gran Premio de Alemania. Lo anterior, le permitió festejar su tercera victoria en la categoría más importante del automovilismo y su objetivo de ganar el Mundial de pilotos estaba cerca.

El bogotano compite con el Team Penske en la categoría IMSA. Foto: Facebook Juan Pablo Montoya.

Aquel fin de semana fue casi perfecto para el corredor bogotano: firmó la pole y victoria en Alemania, un país en el cual celebró su primer logro importante en la Gran Carpa.

La carrera que fue en el Hockenheimring actual -en el 2001 sufrió una reforma importante-, Montoya subió a la segunda casilla del Mundial de pilotos y quedó a seis de Schumacher. Sucedieron muchos movimientos políticos, que castigaron de manera severa al colombiano y no le permitieron ganar el título del año 2003.

Las carreras de Montoya eran una excusa perfecta para unir a las familias y amigos. En ese tiempo, el corazón latió a más de 300 km/h con las movidas del bogotano, un símbolo que unió a Colombia y demostró que en esa nación hay un talento muy importante, no solo para el automovilismo, sino para diferentes disciplinas deportivas. También los extranjeros empezaron a mirar con otros ojos el territorio colombiano.