Samsung fue condenado a pagar la suma de 120 Millones de Dólares a Apple por daños, primero por la patente “Deslizar para Desbloquear,” y por otro lado la de enlaces rápidos, que convierte direcciones y número de teléfono en enlaces interactivos.

Esta batalla legal tuvo su primer Round en el 2014, en la que Apple obtuvo la victoria. Luego en 2016, Samsung revocó el veredicto y perdió nuevamente ante un tribunal federal de apelaciones, la cual restableció el fallo inicial.

Este valor es solo pequeña fracción simbólica, ya que solo representa los 2.000 Dólares que pidieron los abogados Apple durante el juicio. Al parecer la batalla aún no termina. Se rumora que ambas empresas volverán a los tribunales en el 2018, esta vez, Apple afirma que Samsung copió el diseño original del iPhone

Comentarios