PUBLICIDAD

Papa Francisco aprobó nueva medida que indica que ya no es necesario ser virgen para consagrarse como esposa de Cristo

papa-francisco-medida-virgen-cristo-lv

El documento papal ‘Ecclesiae Sponsae Imago’ ha sido actualizado, y ahora contiene nuevas pautas que respectan al rito de consagración de las mujeres que se casen con Cristo. Estas mujeres entregan su virginidad, pero no son monjas. Las nuevas pautas fueron aprobadas por el mismo papa Francisco, y han causado polémica porque una de las modificaciones señala que ya no es necesario que una mujer que quiera entrar a esta práctica haya “mantenido su cuerpo en perfecta continencia”. Hasta el momento era esencial que toda mujer que quisiera casarse con Cristo fuera virgen.

Este tipo de consagración es muy poco conocida en el mundo, por lo que es poco común, sin embargo, “las vírgenes consagradas son la imagen de la Iglesia como esposa de Cristo”, según el decreto la Sagrada Congregación para el Culto, que reseña el Vaticano. Por otra parte, el nuevo documento añade que sólo podrán consagrarse mujeres a partir de los 25 años, y que superen los dos años de preparación.

El portal Catholic explica: “El derecho canónico establece que es una forma semejante a la vida consagrada, pero sin igualarla. La razón es muy sencilla. Mientras que la vida consagrada [como monja] comporta la profesión de los tres consejos evangélicos que son los votos de pobreza, castidad y obediencia; las mujeres que se consagran a Dios de acuerdo a este tipo de vida lo hacen sólo a través de su virginidad”.

Sin embargo, el punto 88 del nuevo documento publicado por el Vaticano señala: “La llamada a dar testimonio del amor virginal, esponsal y fecundo de la Iglesia a Cristo, no se reduce al signo de la integridad física, y que haber guardado el cuerpo en perfecta continencia o haber vivido ejemplarmente la virtud de la castidad, aunque es de gran importancia en orden al discernimiento, no constituye requisito determinante en ausencia del cual sea imposible admitir a la consagración”.

La decisión ha sido tomada gracias a la modernización de la iglesia y a que se ha tocado el tema de ser más incluyentes, por ello, esta nueva medida permitirá a mujeres viudas o que ya hayan tenido sexo acercarse a Dios. Pero también ha causado decepción en las cerca de 5 mil consagradas que ya existen en el mundo. Señalaron que es “impactante escuchar a la Madre Iglesia decir que la virginidad física ya no se considera un requisito previo esencial para la consagración a una vida de virginidad”, según un comunicado de La Asociación de vírgenes consagradas de los Estados Unidos, citado por The Guardian.

LaVibrante.Com