PUBLICIDAD

Movistar Arena de Bogotá y Arena del Río de Barranquilla, ¿Cuales son sus diferencias?

En días pasados fue presentado en Barranquilla el nuevo megaproyecto de la Arena del Río, el cual funcionará para diferentes eventos deportivos y musicales en la ciudad.

En primer lugar, el centro de eventos en la capital del país tiene capacidad para 14.000 espectadores, mientras que el aforo de personas para la megaobra que estará ubicada en la capital del Atlántico será de 53.000.

Adicionalmente, el área construida del Movistar Arena es de 37.000 metros cuadrados, y el de la Arena del Río, que estará ubicada al borde del Río Magadalena, tendrá un área de 336.934 metros cuadrados, casi diez veces más grande.

Por otro lado, el edificio ubicado en Bogotá es administrado por la Alcaldía Mayor por medio del Instituto Distrital para la Recreación y el Deporte (IDRD), y es operado por Telefónica Colombia, a través de la marca Movistar, en una alianza público-privada (APP) cuyo contrato estará vigente hasta 2038.

Y el complejo en Barranquilla cuenta con capital privado extranjero, liderado por la firma Two WayStadiums de la cual hace parte el exjugador de béisbol Edgar Rentería.

Finalmente, la arena de Bogotá (Movistar Arena) está bautizada con el nombre de una marca, la cual al ser una APP pagó el patrocinio para la operación del escenario.

Para lo anterior se tuvieron en cuenta aspectos como el tamaño del mercado con impacto en la Arena (población); la localización dentro del mercado; la visibilidad (definido por el diseño exterior del lugar y por el impacto frente al público) y la exposición de la Arena a nivel nacional e internacional, entre otros.

Por su parte, el Arena del Río no ha sido bautizada con el nombre de una marca hasta la fecha. Este además se concentrará en el césped móvil que se convertirá en un campo de fútbol que cumplirá con los estándares de la Fifa, pues medirá 105 metros por 68 metros.

Dicha cancha se almacenará en un dispositivo ubicado en un sótano, a cuatro metros de profundidad, para dar paso a una plataforma hidráulica de 240 metros cuadrados que se elevará y se transformará en un escenario de nivel mundial para los artistas, rodeada de un área que tendrá un público de 3.700 espectadores adicionales ubicados a nivel del suelo.