PUBLICIDAD

Lamento no haberme mudado a Barranquilla hace 50 años Adolfo Pacheco

Sería más conocido: Adolfo Pacheco Anillo.

En el marco del tercer Festival de la Cultura Sabanera en Riohacha, en un concurrido conversatorio con el juglar colombiano, Adolfo Pacheco Anillo, donde estuvieron en el recinto del Hotel Marlus Real más de 300 personas entre los que se encontraban prensa especializada, alumnos de varias entidades de educativas, admiradores, músicos y la junta directiva de Fundación Cultura Sabanera, degustaron una tarde – noche de anécdotas, enseñanzas, canciones y risas contadas por el anfitrión del evento. Pacheco se mostró agradecido en la tierra donde nació parte del vallenato que actualmente se escucha gracias a que artistas como él trabajaron intensamente para que este bello folclore colombiano sea el más escuchado en todo el mundo.

Como gran juglar colombiano, cómo se siente usted cuándo llega a cualquier parte del país y usted causa revolución?

Para mí es un orgullo muy grande, que mi trabajo por más de 50 años se vea recompensado en estos momentos. Yo me dedique enteramente al folclor de mi país, a que nuestra música se conozca en el país, tanto la sabanera y la vallenata. Nosotros llevamos la costumbre de nuestros pueblos al mundo, la gente conoció las raíces folclóricas de la costa gracias a las primeras generaciones de esta música. El público es muy agradecido y yo me siento muy agradecido.

Como en su disco ” El Tropezón” usted ha tenido muchas caídas. Encontró la manera de superarlas?

Sí, gracias a la música, con los gallos finos, ya no me  dejo caer, mi papá me dio un consejo muy sabio: “Que hiciera como el mico, agárrate con la manos y con las patas de donde sea”, y eso es lo que he implementado, si me falla una me voy para donde la otra, para mi esa es la clave.

Con su música, si está ganando lo que usted se merece?

Yo digo que me falta mucho más, como abogado yo predico el derecho de autor, la editoras se apoderaron de Sayco con el aval del gobierno nacional, por en estos pueblos hay que hacer como dice el dicho; ” El ahogao el sombrero ” y yo vivo del sombrero, pero no me retiro de Sayco porque yo me especialicé en derecho de autor y sigo luchando por mí y mis colegas. Sayco necesita tecnificarse para que se sume lo que suena en la emisoras y eventos públicos, pero parece que hay personas que no están interesadas que esto se dé por los intereses creados que hay.

Maestro, Barranquilla, qué significa para usted?

Barranquilla, (suspiro), “Lamento no haberme mudado hace 50 años como me lo pedía mi papá, él me decía, por tu forma de ser, por tu sentir, por tu música, por la ciudad que es, por lo musical que es, esa es la ciudad que te sirve, pero de terco me fui para Bogotá, si yo le hubiera hecho caso a mi papá, Adolfo Pacheco Anillo sería más artista, sería más conocido, sería más artista. Afortunadamente reacciones a tiempo y me vine a vivir a la mejor ciudad del mundo. Mi papá jocosamente decía; ” Aquí la carne sale en la madrugada y en la tarde todavía hay, también me decía que la mierda le dicen abono, risas”. Si lo hubiera hecho tuviera tres veces de lo que tengo, por eso digo como el Joe Arroyo; En Barranquilla me quedo”.

By: : Alexander Lewis Delgado