Es difícil encontrar a alguien que no sepa quien es Juan Guillermo Cuadrado. Excelente jugador que hoy en día es una cuota del fútbol colombiano en la Juventus de Italia, y pieza fundamental en el ciclo de José Pékerman en la Selección Colombia; quien con sus habilidades técnicas con el balón, velocidad, regate y característico baile de la victoria en el campo de juego después de cada gol, es uno de los jugadores fijos en las convocatorias de la selección nacional.

Sin embargo, detrás de esa gran sonrisa se esconde un pasado turbio. Es una de las tantas personas que desgraciadamente no tuvieron una infancia fácil. Juan Guillermo Cuadrado

Juan Guillermo Cuadrado en sus inicios en la selección Colombia. Año 2010

nació el 26 de Mayo de 1988 en Neclocí Antioquia, un municipio de la región de Urabá, donde los tiroteos entre grupos paramilitares y narcotraficantes era el pan de cada día, y su pasión por el fútbol ya se comenzaba a notar.

Eventualmente hay niños que les toca madurar en muy poco tiempo y tratar de entender cosas desconocidas e impensables para él hasta el momento, por diversas circunstancias, y este fue su caso.

Calamidad inesperada

Debido a los constantes enfrentamientos, a modo de juego sus padres le enseñaron a meterse debajo de la cama cada vez que escuchara un tiroteo desde muy pequeño. Esta vez, sonaron los disparos y el niño recordando siempre las instrucciones dadas por sus padres se escondió debajo de su cama hasta que el sonido de las balas cesó. Solo que esta vez iba a ser diferente, su vida cambiaría desde ese momento. Encontró a su padre muerto en medio de la calle, un conductor de camiones de bebidas gaseosas, victima fatal de aquel enfrentamiento.

Apartír de ese momento Marcela Bello, su madre, quedo como cabeza del hogar; ella se convirtió en su guía y protectora. Marcela comenzó a trabajar en las bananeras de

Juan Guillermo Cuadrado el Independiente Medellín

Apartadó y combinar su tiempo para también estudiar en el bachillerato nocturno, y así, poder pagar los ocho mil pesos que le costaba la mensualidad en la escuela de fútbol Mingo de Necoclí.

Cuando la violencia comenzó a aumentar en Urabá, su madre se fue a trabajar en una heladería en Apartadó dejándolo al cuidado de su abuela para que siguiera entrenando en la escuela de fútbol de Neclocí, sin embargo, poco tiempo después se fue a vivir con ella y comenzó a jugar en la escuela Manchester Fútbol Club de Apartadó, donde comenzó a disputar torneos departamentales.

Mientras crecía, su amor por el fútbol seguía aumentando y también el esfuerzo de su madre para que no abandonara lo estudios, quien lo apoyaba incondicionalmente en su afición.

Nadie dijo que el camino seria fácil…

Nelson Gallego era entrenador de divisiones menores del deportivo Cali, quien al conocer a Cuadrado notó las habilidades del chico, así que lo recomendó al Cali, pero fue rechazado ya que con solo 13 años media solo 1.35 mts de estatura, además de haberlo visto “muy flaco”.

Gallego se convirtió en su mentor, quien no solo le enseño conceptos técnicos del fútbol,  sino también principios con los que Marcela y Juan Guillermo le estarán eternamente agradecidos.

Juan Guillermo Cuadrado en la Juventus de Italia

Los frutos del esfuerzo comienzan a hacerse notar

Fue Nelson Gallego quien lo llevo a hacer parte del Independiente Medellín, donde debutó como jugador profesional y destacarse para lograr pasar al fútbol europeo, quien antes de viajar a Italia logró culminar sus estudios de bachillerato, para luego en el 2010 debutar en la selección Colombia.

Sin embargo en el 2010 cuando Cuadrado completo su primera temporada en el país europeo no iba todo bien, Su adaptación a Udine no había sido fácil, pues el intenso frió de invierno de esa región de Italia parecía apagar su calidad. a pesar de ello, se llevó a su madre junto a su hermanastra a vivir a Italia, a quien considera la princesa de la casa. Además, Solo le bastó una temporada para que Fiorentina se fijará en el en el 2012.

Juan Guillermo cuadrado todavía recuerda de donde salió, por esto, tiene una fundación dedicada a ayudar a los niños en  la comunidad de La Sierra, perteneciente a la comuna 8 de la ciudad de Medellín. Aparte, creó una empresa de moda llamada Juan Cuadrado Jeans con la que genera empleo en la región de Urabá.

Juan Guillermo Cuadrado Bello es sin duda un ejemplo de superación, quien a pesar de las dificultades ha salido adelante con esfuerzo fé y sacrificio, un luchador que muestra que en Colombia hay Gente Con Valor.

 

Comentarios