PUBLICIDAD

James Rodríguez decidió recuperarse en Madrid de una pequeña rotura fibrilar

El volante colombiano en un partido del Mundial de Rusia 2018. Foto: Facebook James Rodriguez.

El 10 cafetero no regresó a su país junto al resto de la delegación que estuvo en Rusia. El jugador, que miró el duelo ante Inglaterra fuera de la cancha, tras lesionarse ante Senegal, viajó primero a Madrid y después, este viernes, acudió hasta Múnich para ponerse en manos de los médicos del club bávaro. Allí fue sometido a diferentes pruebas médicas que confirmaron una pequeña rotura fibrilar en el sóleo de la pierna derecha. El futbolista se sometió a una resonancia magnética que aclaró definitivamente el motivo que le aportó del último compromiso de Colombia en el Mundial.

Tras el diagnóstico, el jugador cucuteño llegó a un acuerdo con los dirigentes alemanes para no regresar de momento a Colombia. Se queda en Europa, específicamente en Madrid, donde tiene una casa. Allí va a recuperarse de su lesión. Además, desde la capital de España hasta Múnich sólo hay algo más de dos horas de avión, con lo que está en una distancia muy cercana de los médicos germanos para atender cualquier asunto relacionado a la rotura fibrilar.

James  quería estar en cancha, pero una lesión le impidió jugar. Foto: Facebook James Rodriguez.

James tiene como objetivo descansar y recuperar su cuerpo de las molestias físicas. La lesión resultó ser un problema muy serio, puesto que le impidieron tener el rendimiento esperado en la Copa Mundo de Rusia. Además, ha sufrido molestias reiteradas en esa zona del cuerpo, por lo que su prioridad se encuentra en curarse y afrontar la próxima pretemporada con todas las garantías. En Madrid, una ciudad que le encanta, el colombiano quiere pasar el trago amargo de la eliminación de su selección.

LaVibrante.Com