PUBLICIDAD

Inicia nueva fase desmantelamineto de las “ollas” en el centro de Bogotá

“La cárcel para los delincuentes y las calles tranquilas para los ciudadanos”: Alcaldesa Claudia López

Este jueves se realizo un operativo entre la Policía Metropolitana de Bogotá, la Secretaría de Seguridad, la Fiscalía General de la Nación, la Alcaldía Local de Los Mártires y la Alcaldía Mayor de Bogotá, se demolió y recuperó un predio ubicado en el centro de Bogotá, donde se vendían y consumían estupefacientes.

“La cárcel para los delincuentes y las calles tranquilas para los ciudadanos; no cederemos un centímetro de las calles ni de la tranquilidad de Bogotá a la criminalidad ni al narcotráfico. ¡Tumben esa olla mi hermano!”, con esas palabras la Alcaldesa Mayor de Bogotá, Claudia López, presenció la recuperación y demolición de un predio ubicado en el centro de Bogotá que fue apropiado por vándalos para la venta y el consumo de estupefacientes.

El predio, ubicado en la calle 17a # 16-53 del barrio La Favorita, localidad de Los Mártires, era conocido en el sector como la ‘olla de la favorita’, el cual había sido allanado en cinco oportunidades y contaba con blindaje arquitectónico o puertas de ultra seguridad, que tienen pequeños orificios para que los llamados “taquilleros” realicen la entrega de las sustancias psicoactivas, y así puedan escapar ante un eventual operativo por los tejados de los inmuebles.

La Policía Metropolitana de Bogotá había realizado un control mediante capturas y decomiso de drogas. Tras los allanamientos, se presentó reincidencia, el propietario del inmueble no hizo nada al respecto, razón por la cual fue expropiado por la Sociedad de Activos Especiales, y pasará bajo su custodia.

La demolición se hizo en cuestión de minutos con una máquina retroexcavadora que tumbó las paredes y puertas, recuperando la tranquilidad de los habitantes del sector.

Esta acción hace parte de la Estrategia Integral de Seguridad ‘Plan 100’ contra las bandas criminales que se dedican al microtráfico y contó con el apoyo de la Fiscalía General de la Nación, la Secretaría Distrital de Seguridad, la Policía Metropolitana de Bogotá, y la Alcaldía Local de los Mártires; así como también de funcionarios del IDIGER, quienes acompañaron el proceso de demolición.

LaVibrante.Com