Con el empate en los 90 minutos, Independiente de Avellaneda se coronó campeón de la Conmebol Sudamericana al ganar el global 3-2.

Independiente de Argentina coronó su segunda Copa Sudamericana en la historia al ganar en el global 3-2 la final ante Flamengo de Brasil, encuentro que se llevó a cabo en el estadio Maracaná de Río de Janeiro.

El ‘Mengao’ salió con todo desde el inicio con la intención de igualar la llave lo más pronto posible, pero tuvo que esperar hasta los 30 minutos. Tiro libre, centro de Diego, la baja Rever y aparece Lucas Paquetá en el segundo palo para hacer explotar a la hinchada local.

Sin embargo, la alegría duró poco ya que Independiente llegó a la igualdad desde el punto penal. El árbitro marcó falta sobre Meza y el encargado de cambiarlo por gol fue Ezequiel Barco.

El complemento fue otra historia. El ‘Rojo’ mostró su mejor versión, mientras que el ‘Mengao’ se vino abajo. Sin ideas en ataque, con un desaparecido Diego y sin pegada arriba. Se notó mucho la ausencia de Paolo Guerrero.

Independiente tuvo con Gigliotti la oportunidad de anotar el segundo pero no estuvo del todo acertado. Empero él, Meza y Barco, fueron los puntos altos del equipo de Ariel Holan.

El marcador no se movió más e Independiente volvió a levantar una copa internacional después de seis años, la última fue la Recopa Sudamericana del 2011 que le ganó a otro brasileño, Internacional.

Comentarios