El nuevo equipo insignia de Samsung busca ofrecer la mejor experiencia para los usuarios

DJ Koh, presidente de la división de Comunicaciones Móviles de la compañía indico que “Samsung Galaxy S8 es una muestra de nuestro compromiso por volver a ganar la confianza de nuestros usuarios, redefiniendo lo que es posible en términos de seguridad y marcando un nuevo hito en el legado de los smartphones de Samsung“, asegurando que este nuevo producto pasó por una serie de controles de calidad exhaustivos para brindarle a los usuarios la tranquilidad y pasar el trago amargo que Samsung tuvo el año pasado con el Note 7 y su problema de la batería.

En el evento, conocido como “Samsung Unpacked”, se presentaron dos versiones, el Samsung Galaxy S8 y el Samsung Galaxy S8 plus, que solo tienes dos diferencias relacionadas entre sí. El primero, tiene una pantalla de 5.8 pulgadas y una batería de 3000 mAh, mientras que el segundo está dotado con una pantalla más grande de 6.2 pulgadas y una batería de 3500mAh.

Por otro lado, lo más llamativo de estos equipos es la ausencia de botones físicos frontales, haciendo uso de botones virtuales en la pantalla. Al igual integra 4 botones a sus costados para el encendido/bloqueo, volumen y un cuarto botón para una de las novedades que busca hacerle competencia a Siri de Apple o a Alexa de Amazon y es “Bixby”, el nuevo asistente virtual que integra inteligencia artificial para poder brindar una experiencia más personalizada al usuario en cuanto a búsquedas, gustos o preferencias.

La interfaz en esta ocasión será mas limpia y fácil de manejar

El S8 y el S8+ viene dotados con una memoria RAM de 4 GB, una memoria interna base de 64GB expandible a 256 GB por medio de memoria SD y un procesador Exynos 9 serie 8895 o Snapdragon 835, dependiendo el país de distribución,  que busca mejorar la experiencia de video y juegos, y dar soporte a la realidad virtual (VR) y realidad aumentada (AR). El sistema operativo con el cual vendrán integrados es el Android 7.0 (Nougat).

La pantalla, denominada “Infinity”, es super AMOLED QHD con una resolución de 1440 x 2969 pixeles y una relación de aspecto de 18,5:9, dejando atrás la 16:9. En ambos equipos, la pantalla hace un menor uso de los biseles, dándole mayor cabida a la imagen y vienen con curvas laterales (Edge), abandonando la versión flat (plana) que se presentaba en equipos anteriores de la compañía como lo fue el S7.

Ver video:

Otro de los elementos de mayor importancia para Samsung es la cámara. La cámara principal cuenta con una resolución de 12 megapíxeles dual pixel, una apertura de f/1,7, un estabilizador de imagen y grabación de video en 4K. La cámara frontal posee 8 megapíxeles, autoenfoque y una mejor toma fotográfica en condiciones de baja luz.

Siguiendo la tendencia, los equipos vienen integrados con un puerto USB- tipo C, para mayor velocidad en transferencia de datos y carga; pero también rescata características que le dan estatus como lo es su certificado IP-68, dándole resistencia contra el polvo y el agua por 30 minutos y 1,5 metros de profundidad y una carga inalámbrica mejorada.

La seguridad es importante, por eso se hace mejora en el lector de huellas, ahora  ubicado en la parte posterior. Pero también integra dos características nuevas que buscan hacer más confiable la experiencia como lo es el escáner de iris y el reconocimiento facial, ambos son facilitados por la cámara frontal mejorada.

Los equipos vendrán en cuatro colores: negro medianoche, gris orquídea, azul coral y dorado maple. La preventa de los equipos comienza el 30 de marzo y estará disponible el 21 de abril.

Los equipos vendrán en una variedad de colores

Comentarios